Santuario de Santa Catarina Juquila/Foto: JLP
Maira Ricárdez 

OAXACA, Oax. En un nuevo intento por alcanzar la paz y dirimir el conflicto que mantiene secuestrada a la localidad de Santa Catarina Juquila desde hace 40 días, este jueves se efectuó una nueva reunión convocada por la Secretaría General de Gobierno, entre esa demarcación de vocación religiosa y sus vecinos, autores del bloqueo, Santiago Yaitepec.

La intención es lograr un acuerdo por la paz, declaró el comisariado de Bienes Comunales de Juquila, Ignacio Serrano, única cara visible en la negociación que busca resolver el conflicto, pues el presidente municipal, Francisco Zárate Pacheco, se ha desmarcado de la problemática que aqueja a los casi 20 mil habitantes de ese ayuntamiento.

“Los comuneros de Juquila estamos en la mejor disposición, así lo han manifestado en las asambleas, pero los representantes de Gobierno han pedido que en las pláticas se integre la autoridad municipal” remarcó al señalar que él solo representa al sector agrario, no a todo el pueblo de Juquila.

Cabe señalar que este conflicto tiene como tema centro el control de El Pedimento, espacio religioso donde la fe de los creyentes recaudara varios millones de pesos al año, pues el área donde se encuentra este asentamiento es la reclamada por Yaitepec como parte de su territorio.

En las múltiples reuniones que han sostenido las partes en conflicto para buscar solución a esta disputa, Yaitepec ha manifestado estar de acuerdo, pero en la práctica no ha sucedido, por lo que Ignacio Serrano se pronunció porque ésta sea la asamblea definitiva que lleve a concretar los acuerdos de paz.

Remarcó que Yaitepec tiene que comprender que este litigio se tendrá que dirimir, pero no con bloqueos, sino ante las autoridades agrarias con los documentos que delimitan claramente el territorio de ambas comunidades.  

Finalmente, Ignacio Serrano apuntaló el hecho de que Juquila es una localidad que se sostiene económicamente a partir de la llegada de turismo religioso, y desde hace más de un mes esto quedó paralizado, los negocios están cerrados y los productos que usa el pueblo se han duplicado en costos, pues la cadena comercial en todo sentido está frenada con el bloqueo carretero, “estamos al borde del colapso económico”.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.