Notimex

LONDRES. El Partido Unionista Demócratico (DUP) de Irlanda del Norte negó hoy que busque incentivos financieros del gobierno británico a cambio de su apoyo al acuerdo de salida de Reino Unido de la Unión Europea (UE), proceso conocido como Brexit, y que será votado otra vez en la Cámara de los Comunes.

El gobierno británico, encabezado por la primera ministra Theresa May, mantiene contactos con los euroescépticos, contrarios a la permanencia en la UE, y sus socios norirlandeses del DUP, antes de someter otra vez a votación el acuerdo y evitar que se demore la salida británica de la UE.

«Estamos en conversaciones con el gobierno para garantizar que Irlanda del Norte no se separe del resto de Reino Unido cuando salgamos de la Unión Europea. Contrariamente a algunos informes, no estamos hablando de efectivo. Todavía hay asuntos que abordar en nuestras discusiones», dijo un portavoz del DUP.

Algunos políticos señalaban que el DUP buscaría en estas conversaciones financiamiento y mayor inversión en Irlanda del Norte de parte del gobierno de May a cambio de su apoyo parlamentario para el Brexit, pero el líder del DUP, Nigel Dodds, lo negó tras reunirse con May y el secretario del Tesoro, Philip Hammond.

«No estamos discutiendo financiamiento en estas pláticas; esto es sobre el Brexit y cómo protegeremos el futuro de Reino Unido y el futuro económico y político de Irlanda del Norte «, aseguró Dodds.

Dijo que la presencia del secretario del Tesoro en la reunión fue para discutir sobre la recaudación de impuestos, aduanas y regulaciones en Irlanda del Norte.

El parlamento británico rechazó el martes el acuerdo entre May y la UE, por considerar insuficientes los acuerdos sobre las condiciones en la frontera entre la República de Irlanda, que es parte del bloque, y el territorio británico de Irlanda del Norte.

La Cámara también rechazó el miércoles que Reino Unido salga de la UE sin acuerdo y sin un marco que para norme las relaciones futuras con la eurocomunidad «en cualquier circunstancia», lo que deja en la incertidumbre los pasos a seguir, y May volverá a poner a votación el acuerdo la próxima semana.

Este sábado, unas 100 personas, encabezadas por el exlíder del Partido por la Independencia del Reino Unido (UKIP), Nigel Farage, realizaron una marcha desde el norte de Inglaterra hacia Londres, para presionar al gobierno a que concrete el “divorcio” de Reino Unido de la UE.

Farage dijo a la prensa británica que intención es ‘demostrarle a la clase política que los electores no tolerarán un retraso del Brexit’.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.