Foto: Diana Villavicencio/El Universal
Maira Ricárdez

OAXACA, Oax. En los últimos años, en México al menos diez estados han avanzado en materia ambiental y legalmente han prohibido el uso de plásticos, popotes y otros artículos desechables, medida que busca disminuir la generación de basura que termina finalmente en los océanos.

De acuerdo con Greenpeace México, los estados de Baja California, Chihuahua, Sonora, Durango, Tamaulipas, Veracruz, San Luis Potosí, Ciudad de México y Nuevo León son las entidades que ya modificaron sus legislaciones y prohíben o regulan el uso de bolsas de plástico, popotes o artículos de unicel. Jalisco se sumó a finales del 2019, su legislación entró en vigor el 01 de enero e impondrá multas a partir del 2020.

Oaxaca está aún “en pañales”, sin embargo al menos hay intención, así lo dejó ver el diputado Morenista, Othón Cuevas, quien como miembro permanente de la comisión de agua y saneamiento dijo que ya trabaja para presentar una iniciativa que, al igual que en otros estados, prohíba el uso de artículos desechables.

Asimismo, el legislador expresó su temor de que los intereses de empresas manufactureras de estos artículos desechables no superen en fuerza a este congreso, en su mayoría, del partido Morena, el cual –recordó- tiene como prioridad la protección ambiental. 

En los estados que ya prohibieron el uso de desechables, las políticas implementadas pretenden cambiar el uso de las bolsas de plástico por reutilizables; erradicar el uso de popotes y envases de unicel en alimentos y bebidas, eliminar el uso de botellas de plástico, empaques de botanas y pan, y sustituirlos por alternativas biodegradables.

De acuerdo a investigaciones, en los últimos años producimos más de 300 millones de toneladas de plástico, audiovisuales varios evidencian como estos desechos además de flotar en mares son ingeridos por especies marinas que mueren lenta y dolorosamente, incluso, estudios especializados muestran como los trozos de plástico estarían alimentando a ostiones, mejillones, mantarrayas y otros seres vivos que eventualmente podrían ser consumidos por los humanos.

A esta fecha, han sido algunos ayuntamientos del estado con el impulso o iniciativa -incluso de algunos sacerdotes católicos- los que han mostrado mayor preocupación y han desterrado también el uso de desechables en fiestas y eventos masivos, adquiriendo loza que es prestada o rentada en una módica cantidad para frenar así la polución por unicel y otros tipos de plástico. 

No deberá pasar de esta legislatura, dijo inicialmente el diputado ambientalista sobre la prohibición de desechables, tras insistir consideró que buscará se convierta en ley y entre en vigor este mismo año para que Oaxaca sea uno más de los estados que con acciones legales busca frenar la contaminación del planeta.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.