San Bartolo cumple una década sin unicel, fue el primer municipio de Oaxaca donde se impidió el uso de este producto contaminante

Patricia Briseño

​OAXACA, Oax. San Bartolo Coyotepec, comunidad de artesanos oaxaqueños que le dan vida al barro negro a través de piezas únicas e inigualables de arte popular, cumplirá  diez años de prescindir del unicel o poliestireno expandido (EPS) en todas sus actividades, como una medida de cuidado al medio ambiente.

En una década, autoridades y habitantes han conseguido desterrar el polietileno, el PET, los popotes y las bolsas de plástico, asimismo, transforman los desechos orgánicos en abono para el uso de los patios y jardines.

“Es un orgullo y a la vez una responsabilidad, ser la autoridad del primer municipio de Oaxaca donde se impidió el uso de este producto contaminante e implementar iniciativas como el uso de vidrio, cartón, cerámica  o utensilios herméticos en las actividades comerciales,  ceremonias y festividades”, comentó el edil de Coyotepec, Ramiro Simón Castillo.

«Queda prohibida la venta y el uso de materiales desechables», anunciaban en los establecimientos.

El año 2010 fue cuando un grupo de habitantes expuso a la comunidad  y al cabildo de San Bartolo Coyotepec ─ “En el cerro del coyote” en zapoteco─ la repercusión que el uso del unicel podría traer consigo tanto en la salud como en el medio ambiente.

Entonces se acordó elevarlo a ordenanza, quedando instituido como política pública para esa y las sucesivas administraciones  municipales.

En entrevista, el alcalde reconoce que aún subsisten resistencias sobretodo porque San Bartolo Coyotepec es un municipio de la zona metropolitana de la ciudad de Oaxaca de rápido crecimiento y también receptor permanente de turismo nacional y extranjero.

“En un principio, los avecindados desatendía las recomendaciones, al igual que las dependencias estatales y federales asentadas en la demarcación. Posteriormente, por vía de exhorto, recomendaciones y una que otra multa, han ido respondiendo a la ordenanza municipal”, dijo.

La disposición oficial de no usar plásticos y sus derivados busca crear conciencia para contribuir a la preservación del entorno, con acciones que cuiden el medio ambiente, lo que “favorablemente” se ha vuelto un atractivo para el turista

“Sin embargo, para algunos visitantes es imprescindible la  bolsa de plástico, al comprar artesanía, por lo que les explicamos, y entregamos una bolsa de papel”, mencionó.

¿Qué es el unicel?

El polietileno expandido (EPS) o unicel es una materia prima de varios productos de uso único y ha ganado mucha popularidad por su bajo costo; sin embargo, pocas personas saben las repercusiones que éste puede tener, tanto en la salud como en el medio ambiente.

Es un material que contiene toxinas, como las dioxinas, y al estar en contacto con los alimentos puede generar cáncer y envejecimiento; además, al no ser reciclado puede tardar por lo menos 50 años en degradarse y contaminar el suelo.

En octubre de 2018, en la ciudad de Oaxaca entró en vigor la reforma del artículo 16 que estipula el reglamento para el funcionamiento de establecimientos comerciales; ésta ley prohíbe el uso de unicel en la capital del estado con el fin de reducir los niveles de generación de basura en la ciudad.

Apenas el miércoles 20 de marzo, el cabildo de Santiago Laollaga aprobó la ordenanza de prohibir el uso de unicel en locales comerciales de esta municipalidad zapoteca, la primera  en la región del Istmo de Tehuantepec.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.