Arzobispo de la Arquidiócesis de Antequera, Pedro Vásquez Villalobos/Foto: archivo Jorge Luis Plata
Sayra Cruz 

OAXACA, Oax. Al oficiar la misa crismal en el templo de Santo Domingo de Guzmán, el arzobispo de la Arquidiócesis de Antequera, Pedro Vásquez Villalobos, lanzó el llamado a los sacerdotes a la unidad y a no descuidar los pueblos.

Al interior de la majestuosa inspiración de los dominicos, monseñor lejos de hablar de las dolencias sociales, pidió a los párrocos no fastidiarse ni abandonar la actividad pastoral.

Su mensaje fue directo a los 120 sacerdotes de la Arquidiócesis de Antequera, para que tengan presente que forman parte una familia y su misión es dar un ejemplo de unión y de unidad.

A esta misa asistió el arzobispo emérito de Antequera Oaxaca, José Luis Chávez Botello, quien escuchó la homilía de esta ceremonia, considerada una de las más importantes de la comunidad católica.

Chávez Botello enfatizó en predicar con el ejemplo y dar armonía y paz, y señaló que, así como los sacerdotes piden constante en los pueblos que no estén los unos contra los otros, también lo deben hacer quienes están al frente de las parroquias.

En la misa se bendijo el óleo de los catecúmenos, con el cual se prepara y dispone el bautismo, el óleo de los enfermos usado como remedio de los males del cuerpo y del espíritu, así como fortaleza para soportar los sufrimientos.

El arzobispo también enfatizó a los sacerdotes sobre el cuidado de los enfermos y su procuración.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.