Bernardo Rodríguez Alamilla, nuevo titular de DDHPO, rinde protesta. / Foto: Piñero.
Jaime Guerrero

OAXACA, Oax. Luego de 72 horas de impasse y lograr los acuerdos -que pasaron por la asignación de la Presidencia de la Diputación Permanente, a la diputada de Morena, Gloría Sánchez López- la LXIV Legislatura, eligió con 30 votos a favor a Bernardo Rodríguez Alamilla, como nuevo titular de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO).

La decisión provocó airados reclamos de un bloque de nueve diputados de Morena, entre ellos, Hilda Pérez Luis, Griselda Sosa, Pavel Meléndez, Luis Alfonso Silva, Leticia Socorro Collado, Ángel Domínguez, Arcelia López Hernández, Othón Cuevas Córdova e Inés Leal, quienes fracasaron en sus negociaciones para hacerse de la Presidencia de la Diputación Permanente, a favor de Cuevas Córdova.

Lo mismo, los seguidores de la activista, Yessica Sánchez Maya, entre ellos, extranjeros, lanzaron arengas contra los diputados y los acusaron de “vendidos”. “Zapata Vive, la lucha sigue, Zapata vive, la lucha sigue».

«No nos entregamos compañeros”, secundaron para curarse en salud, los 9 diputadas y diputados de Morena, opositores a su coordinadora, Laura Estrada Mauro, en rechazo a la designación del nuevo titular de la DDHPO.

La sesión extraordinaria reinició después de 72 horas de construir acuerdos y negociaciones, debido a que estuvo en juego la Presidencia e integración de la Diputación Permanente. Por un lado, Sánchez López, buscaba la nominación, pero Estrada Mauro, titubeo al ser mal aconsejada por Horacio Sosa Villavicencio, quien especuló que la ex edil de Juchitán, podría avalar la destitución de Estrada Mauro, como coordinadora de bancada.

Esa “grilla malsana” de Sosa Villavicencio, entrampó las negociaciones y fue ahí donde el grupo de nueve diputados opositores a Estrada Mauro, buscaron una negociación con el PRI de Alejandro Avilés Álvarez, para apoyar a Rodríguez Alamilla, a cambio de apoyar a Cuevas Córdova, como presidente de la Diputación Permanente.

Los cabildeos hacia afuera y dentro del Poder Legislativo, intervinieron. Lograron convencer a Estrada Mauro, que Sánchez López, no la traicionaría.

El bloque de los 9 diputados también cabildeaba con un grupo de aliados de Estrada Mauro, para sumarse a ellos, y así derrocarla de la Coordinación de la bancada de Morena. Empero, las negociaciones fracasaron.

Los cierto es que Estrada Mauro, en todo momento se ha mostrado titubeante, sin peso político para la representación de presidenta de la Junta de Coordinación Política que esta sobre sus hombros y de paso es mal aconsejada y carece de asesores de perfil que la ayuden.

El PRI de Avilés Álvarez, siempre estuvo sujeto a decisión final de los morenistas, eternos divididos y que han entrampado la vida legislativa del Congreso del Estado, por sus disputas de posiciones individuales y grupales.

Ya con los acuerdos, reanudó la sesión extraordinaria.  De inmediato, el presidente de la Mesa Directiva, César Morales Niño -quien también se desistió de sus aspiración a la Diputación Permanente- notificó del oficio enviado por los integrantes de la Comisión de Derechos Humanos, para poner a consideración del pleno la misma terna integrada por Yésica Sánchez Maya, Bernardo Rodríguez Alamilla y José Luis Jiménez López.

Por mayoría, los diputados avalaron la propuesta del morenista Alejandro López, la priista Magda Rendón y la diputada del Verde, Victoria Cruz. Por segunda ocasión la presidenta de la Comisión, Magaly López y Elisa Zepeda, rechazaron la propuesta, más de pose mediático-político, que de legalidad.

Para curarse en salud, Cuevas Córdova y Arcelia López, subieron a tribuna para cuestionar el procedimiento de selección de la terna, pero de inmediato, a gritos, Avilés Álvarez, afirmó que ya se había determinado el pleno.

En defensa del procedimiento, Jorge Octavio Villacaña Jiménez, del PRI, destacó que tenía que prevalecer el Estado de Derecho, las leyes y el reglamento, por lo tanto, se tenían que las rondas de votaciones necesarias para elegir a él o la nueva titular de la DDHPO.

Vino la votación y Rodríguez Alamilla obtuvo 30 sufragios, 3 de Sánchez Maya y 9 votos nulos. López Domínguez mostró un letrero “No a la imposición”, rompió su cédula y la depositó así a la urna.

Esta vez, Avilés Álvarez, no se confió y pidió a diputados de Morena, mostrar la imagen de su voto a favor de Rodríguez Alamilla, entre ellos, Fredy Defín, quien solicito mostró la foto de su celular, para confirmar que cumplió con lo pactado.

Morales Niño, cantó la votación: “conforme a la votación emitida, se declara como titular de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca al ciudadano Rodríguez Alamilla José Berdarno, emítase el decreto correspondiente y publíquese en el periódico oficial del Estado”.

Entre aplausos, arengas a favor y en contra, las diputadas Magda Isabel Rendón, Lilia Mendoza Cruz y Villacaña Jiménez se dirigieron a la curul de Avilés Álvarez, para fundirse en abrazos y entre risas, felicitarse por el logro.

En el complejo legislativo, Rodríguez Alamilla, esperó paciente y una vez que fue llamado por la Mesa Directica, rundió protesta al cargo para un periodo de 7 años. Sus seguidores, lanzaban arengas.

Mientras que los seguidores de Sánchez Maya, entre ellos, extranjeros, acusaban de vendidos a los diputados. Sánchez Maya, adelantó que presentará una impugnación contra el procedimiento al considerar múltiples anomalías.

Será el próximo 9 de mayo cuando Bernardo Rodríguez Alamilla se haga cargo de la titularidad de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.