* A cinco años de su muerte, se mantiene como un buen vendedor de libros en todo el país

Juan Carlos Castellanos C.

CIUDAD DE MÉXICO. Tres novelas brillan en los textos de Gabriel García Márquez: “La mala hora” (1962), “Cien años de soledad” (1967), y “Vivir para contarla” (2002), mismas que fueron las más vendidas durante 2018 y lo que va de 2019. A nivel nacional se reportaron ventas de mil 318 ejemplares, entre las tres obras, informó una compañía librera.  

Información proporcionada a Notimex por Librería Porrua, tan solo en su casa matriz ubicada en la esquina de Argentina y Justo Sierra, en el antiguo barrio universitario de la Ciudad de México, en ese lapso se vendieron 79 ejemplares. Las plazas que más altos volúmenes de ventas tuvieron fueron Sonora (66), Querétaro (61), Morelia (46) y Toluca (42).

La demanda por la obra de García Márquez se dio también en las ciudades de Pachuca (30), Tepic (30) y Coatzacoalcos (27), informó la fuente y citó otras obras de ese autor ganador del premio Nobel de Literatura en 1982, buscadas en sus tiendas, como “El amor en los tiempos del cólera”, “Crónica de una muerte anunciada” (nueva edición), y “Relato de un náufrago”, así como “Todos los cuentos”.

Esto confirma que a cinco años de su muerte, Gabriel García Márquez (Aracataca. Colombia. 6 de marzo de 1927-Ciudad de México, 17 de abril de 2014) se mantiene como uno de los autores favoritos clásicos de la literatura latinoamericana.

“Cien años de soledad” (1967), “mito por derecho propio, saludada por sus lectores como la obra en español más importante después de la Biblia, cuenta la saga de la familia Buendía y su maldición, que castiga el matrimonio entre parientes dándoles hijos con cola de cerdo. Como un río desbordante, a lo largo de un siglo se entretejen sus destinos por medio de sucesos maravillosos”, refiere la misma fuente.

Por su parte, “La mala hora” (1962), tercera novela de “Gabo”, escrita con un realismo vigoroso e inmediato, panorámica de una comunidad convulsa entre la ley marcial, el inmovilismo religioso y sus propias contradicciones morales, es la obra más acabada de la primera etapa literaria del celebrado autor, donde documenta una era cruenta, la de la égida castrense tras las guerras entre liberales y conservadores.

Finalmente, Porrúa destaca que “Vivir para contarla”, (2002) primera entrega de tres planeadas por el escritor a partir de relatos autobiográficos, es compendio y recreación de un tiempo crucial para García Márquez. Ofrece el recuento de sus años de infancia y juventud, aquellos en los que se fundaría el imaginario que más tarde daría lugar a relatos hoy imprescindibles.

Notimex

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.