Notimex

CIUDAD DE MÉXICO.El especialista de la Clínica de Reproducción Humana, Crecimiento y Desarrollo Infantil de la Universidad de Guadalajara (UdeG), Guillermo Yanowsky Reyes, indicó que las altas temperaturas pueden causar enfermedad e incluso la muerte.

En entrevista el cirujano pediatra añadió que desafortunadamente por el cambio climático, “se generan altas temperaturas en la zona centro occidente del país, donde no somos un área que comúnmente esté habituada a las altas temperaturas”, dijo.

Señaló que “no estamos lo suficientemente educados para tomar las medidas de prevención pertinentes, tanto en niños como adultos mayores, para evitar deshidrataciones y golpes de calor, así como complicaciones que pueden ser en la piel y al aparato cardiovascular, fundamentalmente”, apuntó.

El académico del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS) subrayó que se debe poner especial atención a las implicaciones de las altas temperaturas en la zona metropolitana de Guadalajara.

Manifestó que la UdeG ha tratado de enfocarse en estos problemas para que la sociedad se concientice de la necesidad de que en esta época de calor mantenga una buena hidratación.

Exhortó a la ciudadanía a mantenerse lejos de la exposición a las altas temperaturas, sobre todo entre las 12:00 y las 17:00 horas, que es cuando el rayo solar es más intenso.

Yanowsky Reyes pidió tener particular atención con los niños menores de dos años, ya que ellos son más susceptibles a la deshidratación, y cuando ya se manifiesta el niño tiene un problema severo que pone en riesgo su salud.

Explicó que normalmente, “nuestro cuerpo maneja temperaturas entre 36.5 y 37 grados, lo cual es como la zona de confort, pero cuando la temperatura ambiente sube de 32 grados ya se habla de un alza térmica; pero es verdaderamente problemático para la salud, con signos y síntomas ya de gravedad, si la temperatura ambiente sube de 37 grados”.

Precisó que lo anterior se acentúa, “cuando estás en el interior de un vehículo estacionado al aire libre, ya que puede tener temperaturas hasta de 50 grados y esto ya es grave y severo para la salud de las personas”, sostuvo.

Yanowsky Reyes resaltó que en las zonas urbanas se agudizan más los riesgos por las altas temperaturas “por la falta de termorreguladores naturales como es el arbolado y los lagos”.

Destacó que el lago de Chapala y el Bosque La Primavera son termorreguladores naturales que tiene la zona metropolitana de Guadalajara, “pero el crecimiento de la marcha urbana ha comprometido estos reguladores naturales que tenemos”.

Subrayó que también en las zonas rurales del estado puede existir riesgo, “por ejemplo, los campesinos trabajan a la luz del sol expuestos a la radiación, y cuando mucho se ponen su sombrero, pero el intenso sol también les complica las cosas”.

El académico del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS) indicó que hay que reconocer que a largo plazo “podemos tener cáncer de piel por las prolongadas y frecuentes exposiciones a las altas temperaturas, y envejecimiento de la piel por efectos de los rayos ultravioletas”, señaló.

“Las medidas de precaución que debemos tomar serían no exponernos al sol si no es necesario, tomar muchos líquidos, ponernos protector solar con cremas que tengan más de 50 de protección UV y darles de tomar líquidos a niños y ancianos con frecuencia”, concluyó.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.