Senado de la República. / Foto: NTX.

MVS

MÉXICO. En medio de críticas de legisladores del PAN, el Senado de la República avaló, en lo general y en lo particular, la minuta de reforma educativa enviada la madrugada de este jueves por la Cámara de Diputados.

Con 97 votos a favor, 20 en contra y tres abstenciones, el pleno de la Cámara Alta dio luz verde al proyecto que fue modificado en San Lázaro para establecer -entre otras cosas- que en la admisión, promoción y reconocimiento de los docentes prevalecerá siempre la rectoría del Estado.

El proyecto aprobado por los senadores prevé también que en los planes y programas de estudio se incluirá la enseñanza de las matemáticas, la lecto-escritura, la literacidad, así como la educación sexual y reproductiva. Desde la tribuna, la senadora por el PAN, Xóchitl Gálvez, destacó que, a pesar de los cambios realizados por los diputados para establecer la rectoría del Estado en materia educativa, se mantiene abierta la posibilidad de que la CNTE tenga el control de las plazas.

Advirtió, en este sentido, que la reforma no busca la excelencia educativa, sino volver a un modelo mañoso, que, dijo, atenta contra el futuro de México. “La maestra ha regresado”, afirmó con una fotografía gigante de Elba Esther Gordillo en las manos.

En el mismo sentido, la también senadora panista, Minerva Hernández Ramos, lamentó que no se haya escuchado a muchos maestros que, aseguró, no quieren que sus plazas sean asignadas por amiguismos, compadrazgos o incluso por tómbola.

No obstante, la senadora por el PRI, Beatriz Paredes Rangel, expresó su respaldo a esta reforma, que, dijo, representa la renovación de la alianza del Estado con los maestros, aunque advirtió que esto no debe llevar a que se reproduzcan prácticas negativas del pasado.

Por su parte, el coordinador del PRD, Miguel Ángel Mancera, se pronunció a favor de que se reconozca a los maestros como agentes fundamentales del proceso educativo y tengan derecho a acceder a un sistema integral de formación y capacitación.

Señaló que su bancada acompañaría la reforma, aunque advirtió que se debe cuidar que las leyes secundarias no la lleven a tener una calificación reprobatoria.

En tanto, la senadora por Movimiento Ciudadano, Verónica Delgadillo, advirtió que con esta reforma ya no habrá pretextos para que el gobierno no cumpla con su responsabilidad de garantizar educación de excelencia.

Previo a la discusión en el pleno, el senador por Morena, Salomón Jara, quien no estuvo presente en la votación de la semana pasada, precisó que no tenían prisa de aprobar la reforma educativa por el 15 de mayo, sino por la transformación del país.

Salomón Jara rechazó que se esté haciendo una reforma a modo para un sector del magisterio y aclaró que su interés es que mejore la educación en el país.

El dictamen, aprobado al grito de “ya cayó, ya cayó, la reforma ya cayó” y en medio de una gran pancarta que desplegaron senadores de Morena para destacar el compromiso cumplido, se remitió a las legislaturas de los estados, donde deberá recibir el aval correspondiente.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.