Foto: AFP

Notimex

MANAGUA. El apoyo a la realización de un paro nacional para presionar por la liberación de todos los presos políticos aumenta en Nicaragua, mientras en Washington la Organización de Estados Americanos (OEA) aborda nuevamente la situación de los derechos humanos y la democracia en el país.

Aunque las autoridades nicaragüenses excarcelaron la víspera a un centenar de manifestantes y opositores al régimen, que se suman a los 200 que salieron previamente de la cárcel, pero han sido puestos en detención domiciliaria, este martes la convocatoria a un paro va sumando respaldo.

La fecha del paro no ha sido fijada aún por la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), mas el Movimiento Renovador Sandinista (MRS) y otros grupos sociales anunciaron estar listos para participar en la huelga que buscará presionar al presidente Daniel Ortega para la liberación de todos los presos políticos.

El paro nacional, que sería el cuarto que se realiza en Nicaragua en menos de un año, fue convocado por la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, que ha estado negociando con el gobierno de Ortega una salida a la crisis socio política que se originó en el país desde abril del año pasado.

Sin embargo, la alianza que agrupa a diversos sectores sociales del país se retiró del diálogo con los representantes gubernamentales ya que Ortega no ha cumplido con la liberación de todos los presos políticos, una de las principales demandas en las negociaciones a la que se había comprometido.

Los excarcelamientos se han producido en tres bloques durante el curso de las negociaciones, pero los nicaragüenses liberados de la prisión deben permanecer recluidos en sus casas, lo que no se considera una libertad real. Además, alrededor de otros 400 presos aún permanecerían en las cárceles del país.

“Respaldamos la decisión de la Alianza Cívica de retirarse de la mesa de negociación hasta que al menos los presos políticos incluidos en la lista conciliada sean excarcelados, el régimen debe cumplir lo que ha firmado. Las presas y los presos políticos deben ser plenamente liberados”, indicó el MRS.

“Todos corren grave riesgo de vida e integridad, todos deben ser excarcelados y sus procesos anulados, los exiliados deben poder retornar al país con seguridad, y la libertad de expresión y movilización debe ser respetada y restablecida”, añadió en un comunicado, reproducido por el portal de noticias Artículo 66.

El Consejo Permanente de la OEA celebra esta tarde una sesión extraordinaria para someter a votación un proyecto de resolución que pide al gobierno de Ortega la liberación incondicional de todos los presos antes del 18 de junio próximo y dar curso a las medidas necesarias para garantizar elecciones libres en Nicaragua.

También pide que garantice el trabajo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y el regreso de los exiliados con seguridad, así como la libertad de expresión y de manifestación pública, al tiempo en que exige que cesen las detenciones arbitrarias.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.