Alonso Ancira, dueño de Altos Hornos de México y su abogado español. / Foto: EFE.

Notimex

MADRID. Ismael Oliver, el abogado español que defiende al dueño de la siderúrgica Altos Hornos de México (AHMSA), Alonso Ancira, detenido en España con fines de extradición, pedirá su puesta en libertad bajo el supuesto de la inexistencia de riesgo de fuga por la edad y la diabetes que padece el acusado.

«Es incomprensible que una persona de 67 años tenga que estar en prisión 40 días», dijo Oliver a Notimex al hacer referencia al plazo legal en el que se resuelven las peticiones de extradición en España.

Argumentó que en casos semejantes los jueces han tenido en consideración la edad del detenido a la hora de decretar la libertad provisional. También señaló que Ancira no es culpable del delito que le imputa la Fiscalía General de la República (FGR) en México.

Añadió que su estrategia en el caso de Ancira incluye demostrar que los cargos que se le imputan «ocurridos hace cinco años», no tienen fundamento.

«Se le acusa de que con el dinero de la venta de una petroquímica en 2014 a Pemex, él compró viviendas en México. Es imposible, porque el señor Ancira es el presidente del Consejo de Administración de AHMSA, pero sin poder ejecutivo», dijo Oliver.

«No puede ni firmar cheques ni hacer transferencias. En caso de que aquella operación fuera sospechosa, que no lo es, el señor Ancira no pudo intervenir», sostuvo.

El abogado, con más de 20 años de experiencia, es licenciado por la Universidad Complutense de Madrid y especialista en casos de extradición de reclamados de América Latina.

Dijo conocer «muy bien» los tratados bilaterales de Extradición y Cooperación Mutua firmados entre España y varios países americanos.

El de Alonso Ancira no es el primer caso que lleva este abogado español de un ciudadano mexicano. Defendió en 2017 a Javier Nava Soria, contador del encarcelado exgobernador de Veracruz, Javier Duarte.

En este último caso consiguió paralizar la extradición argumentando defectos de forma por parte de las autoridades mexicanas. «No quedaba clara su participación en los delitos que le atribuían», destacó Oliver durante la entrevista.

Sin embargo, casi un año después Nava Soria fue deportado a México, debido a que caducó su permiso de residencia.

En 2018 representó a la venezolana Claudia Patricia Díaz Guillén, quien fuera enfermera del fallecido presidente de Venezuela, Hugo Chávez. La mujer fue detenida en España acusada de blanqueo de capitales mientras ostentó el cargo de presidenta de la Oficina Nacional del Tesoro del país sudamericano.

En aquella ocasión, el abogado Ismael Oliver no tuvo suerte con su estrategia. Se opuso a la extradición con base en una presunta persecución ideológica del gobierno de Nicolás Maduro contra la enfermera, por «tener ideas contrarias al régimen actual en Venezuela».

La Audiencia Nacional desestimó su petición y Claudia Patricia Díaz fue extraditada a su país de origen.

El bufete de Ismael Oliver está dedicado a todas las ramas del derecho, con especialización en Derecho Internacional. Además de Madrid, el despacho tiene oficinas en los Países Bajos.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.