La nueva reforma respeta multiculturalidad, pues  recupera los saberes de cada región”, opina profesor Israel Reyes Larrea

Patricia Briseño

OAXACA, Oax. La  nueva reforma educativa permite el crecimiento del docente, del centro escolar y el desarrollo integral del alumno, opinó el director de la Escuela Primaria, Emiliano Zapata, del municipio de  Santa María Huazolotitlán, Israel Reyes Larrea.

El director y profesor comentó que uno de los primeros pasos de la reforma se notará en el ciclo escolar 2019-2020 con la inclusión de las asignaturas de civismo, artes, tecnología y ciencias, como en la  “vieja escuela”, pero acorde con los tiempos actuales.

El también fundador de la organización África, dedicada al rescate de la cultura negra en la costa chica de Oaxaca, reconoció como un avance que la reforma no imponga planes de estudios estandarizados, sino la regionalización, por lo que el plan académico oficial respetará las tradiciones de los pueblos, de las comunidades, así como de la vida cotidiana.

“Esto es similar  a lo que proponemos en el Plan para la Transformación Educativa de Oaxaca (PTEO) de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), que recupera los saberes de cada región”, apuntó .

Reyes Larrea consideró que la  modificación de los artículos tres, 31 y 73 de la Constitución, da una esperanza porque ofrece enmendar una educación que ha estado sesgada, olvidada, por años.

A diferencia de las declaraciones de sus dirigentes de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), el director de  la escuela primaria, de la comunidad afromexicana de José María Morelos, consideró positivo que la federación proponga al magisterio capacitación adecuada, a manera de estímulo para ir obteniendo ascensos.

“Según, tengo entendido, con base en nuestra preparación y experiencia, habremos de conseguir ascensos…¡cómo debe de ser!”, dijo.

Destacó como un avance que la Reforma Educativa,  junto con sus leyes secundarias, eventualmente, incluyan, los puntos relacionados con la urgente mejora a la infraestructura física de los planteles. “Sin duda, eso es bueno, desde la perspectiva de un director de escuela”, subrayó.

Las palabras de Reyes Larrea llevan un dejo de esperanza, pues a un año del terremoto de 7.2 grados de magnitud, registrado el 16 de febrero de 2018  en este  municipio ubicado a más de 400 kilómetros de la ciudad de Oaxaca, las escuelas fueron levantadas con la fuerza de voluntad de los habitantes y escaso apoyo oficial.

“El planteamiento es interesante, otra cosa es la realidad. Ojalá se cumpla y gocemos de instalaciones dignas”.

Y, agregó, los alumnos tienen derecho a un plantel escolar seguro, limpio y acondicionado. Muchos llegan de comunidades sin servicios básicos, al menos que tengan una escuela agradable.

Con 32  años de experiencia en la docencia, Reyes Larrea está involucrado con la comunidad de alumnos de la primaria que él dirige, y por iniciativa propia organiza distintas actividades para escolares de fomento a la cultura de esa zona de la región de la Costa de Oaxaca, como son el rescate de las danzas, la tradición oral y la música, entre otras. 

En su momento, el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes y la Secretaría de Cultura Oaxaca reconocieron al  grupo escolar practicante  de la Danza de los Diablos de la Escuela Primaria, Emiliano Zapata, “como ejemplo de la estrategia escolar idónea para preservar el origen de la culturas de México”.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.