Jaime Guerrero

OAXACA, Oax. Tras conseguir cambios en el dictamen y el compromiso del coordinador de la bancada del Partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en la Cámara de Diputados, Mario Delgado Carrillo, de garantizar los derechos adquiridos por el magisterio, diputados federales de Morena de Oaxaca, que inicialmente estaban en contra, votaron a favor del dictamen de reforma educativa que impulsa el presidente, Andrés Manuel López Obrador, para derogar la reforma del expresidente, Enrique Peña Nieto.

Los morenistas oaxaqueños afirman que se garantizan los derechos laborales de los maestros y las maestras.

El diputado federal, Irineo Molina Espinoza, aseguró que le expresaron a Delgado Carrillo, la preocupación y temor de los maestros, que en las leyes secundarias no se cumplan los acuerdos legislativos que den paso la exterminación total de la reforma educativa de Peña Nieto, toda vez que la de López Obrador será la nueva y vigente que regirá el sistema educativo, sin que existieran garantías a favor del magisterio.

Admitió tener la preocupación que por quitarle el control de las plazas a las dirigencias sindicales y el ingreso a la docencia sea en igualdad de condiciones, se incurra en errores porque cualquier profesionista puede ingresar al sistema educativo, a través de un examen, pero no garantiza la calidad de la educación frente a grupo.

En las leyes secundarias se establecerá que quienes ingresen al sistema educativo tengan la educación en docencia, además de no vulnerar los derechos de los trabajadores de la educación, asimismo la promoción y el reconocimiento de los docentes, plasmada en el tercero constitucional, será respetado.

Molina Espinoza afirmó que su oposición a la reforma educativa era una defensa de los maestros y maestras de Oaxaca.

Además de defender los derechos de los maestros, admitió que aún tienen las dudas de la reforma constitucional, sin embargo, confían en aprobar leyes secundarias apegadas a los derechos de los trabajadores de la educación.

Molina Espinoza admitió que el temor es dejar hasta las comas de la ley de Peña Nieto, la cual establecía que el ingresos, reconocimiento y permanencia, dependían de las evaluaciones. En el nuevo dictamen se elimina lo punitivo contra los maestros.

Finalmente, recalcó entonces que el compromiso con Mario Delgado es acabar con toda la mal llamada reforma educativa de Peña Nieto.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.