Susana Harp plantea iniciativas para proteger propiedad intelectual de pueblos originarios de México

Notimex

MÉXICO. Ante la polémica causada por diversos diseñadores que han retomado motivos de comunidades mexicanas para sus creaciones, la senadora Susana Harp propone iniciativas para la protección de la propiedad intelectual colectiva y los derechos culturales de los pueblos originarios del país.

Hace algunos días, las redes sociales estallaron con la nueva colección Carolina Herrera Resort 2020, pero no fue la alta costura la que causó impacto entre los Trendic topics, sino los motivos y diseños de comunidades mexicanas que la marca señala como inspiración, que para algunos se trata de un robo de propiedad intelectual.

Susana Harp considera esta acción una afrenta a los pueblos originarios que, en esta ocasión, sufrieron un caso de apropiación cultural indebida o literalmente un plagio.

“En este caso pasa lo mismo. Son elementos que, si miras el vestido, que además siempre son hermosos, ella propone con toda la gama del sarape de Saltillo; a ningún mexicano se nos ocurriría preguntar, oye de ¿dónde es?, pues tú lo ves e inmediatamente piensas: “mira, el sarape de Saltillo. No hay duda con los Tenangos de Doria”, expresó la también cantante originaria de Oaxaca.

Vestidos de la nueva colección de Carolina Herrera.

Refirió que “hay un sillón de Louis Vuitton; totalmente es Tenango de Doria, dijo: “ah, pero no va bordado, va pintando”, pero es un Tenango de Doria. ¿Sabes cuánto cuesta en el mercado? Más de 300 mil pesos, 16 mil euros”, según la información recabada en su página de Internet.

“Entonces, dices: “si lo firma Louis Vuitton sí vale, es un Tenango de Doria. En efecto, tenemos que hacer una reflexión como mexicanos y revalorar y reflexionar qué hay con nuestras culturas”, señaló.

En 2015, Susana Harp denunció el plagio de un huipil de Santa María Tlahuitoltepec por parte de la francesa Isabel Marant en el diseño de una blusa de la línea Etoile, y quien también puso como pretexto creativo a la inspiración.

“Si yo te los pongo juntos: la blusa de Tlahui con la que tenía Isabel Marant, no era ninguna inspiración, era idéntica: la misma apertura y la forma de bordar la manga”, explicó.

Blusa artesanal de Tlahuitoltepec plagiada por la diseñadora francesa Isabel Marant.

Harp consideró que está bien que haya colaboraciones con las grandes marcas o con los grandes diseñadores; sin embargo, lo primero que las comunidades les han pedido siempre que se han acercado para hablar con ellas sobre el tema, es respeto porque ahí está plasmada su cosmovisión.

“Eso es lo que queremos: convidar a todas estas gentes que tienen ganas de hacer cosas, que las hagan junto con las comunidades; no es que no lo toquen, pero que sí estén ahí y que les tengan respeto”, subrayó.

Afirmó que “siempre se van a tener que acercar a las comunidades; de pronto eso es lo que quieren: saltarse ese trecho y eso es lo que no se vale, porque el Estado mexicano podrá arropar, acompañar, asesorar, pero los dueños de estos elementos culturales tienen nombre y tienen una ubicación, y hay que ir con ellos respetuosamente a saber que sí, cómo, cuándo, en qué términos”,

Contó que Tlahuitoltepec no le recibió ni un centavo a Isabel Marant porque ni siquiera están pidiendo dinero, a pesar de que la comunidad necesita muchas cosas, “porque saben que en el momento en que acepten algún centavo se va a avalar el plagio”.

“El trámite era, primero, siéntate con nosotros; después, comercializa o el acuerdo que hayamos llegado, pero no al revés. Vamos abrirle la puerta, primero hagan lo que quieran, comercialicen, y luego vienen nos dan una limosna. No, así no”, enfatizó.

Protección de propiedad intelectual colectiva y derechos culturales

La senadora por Morena dijo que están trabajando por dos vías; una de ella son los cambios al capítulo de la Ley Federal del Derecho de Autor, y explicó que en el artículo 159 se señala que todavía se permite el uso libre de las expresiones de las culturas populares dentro del país.

“La derogación de este artículo y la armonización del resto de los artículos de este capítulo ya la presentamos en el Senado como una iniciativa, salió aprobada por unanimidad y ahorita está en la Cámara de Diputados para que se valore y se vote en el pleno”, detalló.

Susana Harp, senadora.

La otra propuesta, añadió la legisladora, será una ley general de salvaguardia de todos los elementos de las culturas indígenas, afromexicanas y equiparables.

“Es una ley nueva que estamos haciendo como un traje a la medida. De entrada, es un tema muy complejo porque es un asunto de derecho colectivo. En esta ley que estamos proponiendo se le reconoce la titularidad a las comunidades, además va a ser una ley en donde se está proponiendo que nunca caduque el derecho, que sea imprescriptible e inalienable”.

Se trata, dijo, de una ley muy amplia de cinco capítulos, de 75 artículos, y es hacer firmar como un convenio de salvaguardia.

¿Inspiración, homenaje o robo?

“Le voy a hacer un homenaje: voy a agarrar sus cinco diseños que más me gustan, los voy a mandar a maquilar en donde yo quiera, los voy a empezar a vender por todo el mundo y va a ser en su homenaje”, dijo Susana Harp en entrevista con Notimex.

“¡Por dios! ¿por qué al revés suena tan ridículo y no cuando piensas en la comunidad? He visto gente que escribe en los periódicos, donde dice: ¡Qué maravilloso, aplaudamos, ¡qué increíble que estos grandes diseñadores se fijen en nuestras comunidades indígenas! ¿cómo?, ¿de qué se trata?”, externó.

“El respeto es lo que más están pidiendo las comunidades y no te están diciendo que no lo tomen. Lo que queremos es que lo hagan junto con ellos. Invítenos a la fiesta”, remarcó.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.