Instituto Estatal Electoral de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO). / Foto: Archivo.
Jaime Guerrero

OAXACA, Oax. La propuesta constitucional de Morena, de suprimir los órganos electorales locales y concentrar sus funciones en el Instituto Nacional Electoral (INE) significaría un retroceso de 50 años en la vida política y electoral del país, debido a que el órgano nacional electoral no está preparado para asumir las tareas de los órganos locales, aseguró Gustavo Meixueiro Nájera, consejero presidente del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO).

El presidente del IEEPCO dijo que una alternativa viable es dar paso a la urna electrónica en lugar de la urna de papel.

En la víspera, el diputado Sergio Carlos Gutiérrez, de Morena, revivió la iniciativa para suprimir los organismos públicos locales electorales y concentrar sus funciones en el INE pretendiendo con ello ahorrar 9 mil millones de pesos como parte de la política de austeridad que propala el régimen morenista.

Ante las declaraciones del presidente Andrés Manuel López Obrador sobre la necesidad de tener procesos electorales más austeros, el legislador resaltó que su propuesta está en comisiones para su análisis, plantea modificar la Constitución para eliminar a los órganos locales electorales.

En contra parte, el titular del IEEPCO, aseguró que se tienen que fortalecer los organismos públicos locales electorales, así como de las Tribunales Locales, debido a que realizan una tarea muy importante en la tarea de organización de las elecciones de alcaldías y gobernador en los estados.

Afirmó que gran parte de la gobernabilidad y paz social que se genera por las elecciones, obedece a la tarea realizada por los organismos públicos electorales y al eliminarse sus tareas, las tendría que asumir el INE, pero no está preparado para ello, por tanto tendría que crecer el presupuesto del órgano electoral nacional.

En cambio, concedió, si lo que se pretende es disminuir el costo y gasto de los órganos electorales locales, existen alternativas viables, como dar paso a la urna electrónica en lugar de la urna de papel.

A juicio de Meixueiro Nájera, la normatividad electoral, se ha construido con base en la desconfianza que existió en la década de 1970, cuando existía un partido hegemónico en el poder y una imposibilidad material para que diferentes partidos pudieran competir en igualdad de condiciones y poder acceder a espacios de representación popular.

Con el paso del tiempo –destacó- se constituyó un andamiaje electoral, aunque basado en la desconfianza y con millonarias inversiones, pero ha permitido pasos avanzados en la democratización del país, que hoy en día permitió la alternancia a nivel presidencial, gubernaturas, congresos locales y mejor representación de la pluralidad política del país.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.