Foto: Internet

Notimex

WASHINGTON. Los funcionarios opinan que las nuevas normas «violan los derechos constitucionales» y al mismo tiempo criminalizan prácticamente a cualquier persona involucrada en un proceso de aborto.

Un grupo de fiscales estadounidenses se comprometió este viernes a no iniciar procesos judiciales que deriven de las nuevas leyes que buscan restringir el acceso al aborto en varias regiones de Estados Unidos.

Los 42 fiscales electos dijeron en un comunicado conjunto que las nuevas leyes de estados como Alabama, Missouri y Georgia, entre varios otros, «violan los derechos constitucionales que han sido la ley del país por casi 50 años».

En su texto, el grupo hace notar que «muchas de estas nuevas leyes son tan ambiguas» que criminalizan prácticamente a cualquier persona involucrada en un proceso de aborto.

Algunos de los firmantes de la declaración vienen de estados que ya han restringido ampliamente el acceso a la interrupción del embarazo pero otros se desempeñan en estados en los que todavía es sencillo acceder a este tipo de intervención.

El derecho al aborto en Estados Unidos está regido por el fallo de la Corte Suprema en el histórico caso «Roe vs. Wade» de 1973, que determinó que el derecho fundamental de la privacidad es «tan amplio como para abarcar la decisión de una mujer sobre si terminar o no su embarazo».

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.