Foto: Notimex

Notimex

RAMALÁ. Cisjordania y la Franja de Gaza viven hoy una huelga general en protesta por la llamada Conferencia Paz para la Prosperidad, que comienza este martes en Manama y en la que Estados Unidos presentará su polémico plan económico sobre la creación de un fondo de inversión de 50 mil millones de dólares para Medio Oriente.

Respondiendo al llamado de las principales organizaciones palestinas, como Al Fatah y el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamas), las calles de las ciudades cisjordanas de Ramalá, Belén y Hebrón amanecieron casi desiertas, con la escasa presencia de militares israelíes de los puestos de control.

A lo largo de la Franja de Gaza, escuelas, bancos y pequeños comercios cerraron este martes sus puertas en apoyo al paro de labores contra la reunión de dos días de Manama, considerada por los palestinos de destructiva a la aspiración nacional palestina de libertad e independencia, informó la agencia palestina de noticias Wafa.

La huelga general es parte del boicot promovido por el Comité Nacional para la Gran Marcha de Regreso contra la Conferencia Paz para la Prosperidad y los aspectos económicos del esperado nuevo plan de Estados Unidos para Medio Oriente, denominado por el gobierno de Donald Trump como el «acuerdo del siglo».

Durante la reunión de dos días en Bahrein, presidida por Jared Kushner, asesor estadunidense para el Medio Oriente y yerno de Trump, será presentada de manera oficial la primera etapa del plan estadunidense, con el que se buscará reactivar el proceso de paz entre israelíes y palestinos.

El plan contempla la creación de un fondo de inversión global por 50 mil millones de dólares para los próximos 10 años, de los cuales más de la mitad será para los territorios palestinos con problemas económicos, mientras que el resto se otorgará Egipto, Líbano y Jordania.

Entre los 179 proyectos de infraestructura y negocios propuestos en el plan estadunidense, destaca la construcción de un corredor de transporte para conectar Cisjordania y la Franja de Gaza, que se prevé tendrá una inversión de cinco mil millones de dólares.

Analistas internacionales consideran que la Conferencia Paz para la Prosperidad de Manama está destinada al fracaso, debido a que en la cita estarán ausentes representantes del gobierno israelíes y la Autoridad Palestina (AP), y por el rechazó de las organizaciones palestinas.

Como parte de las actividades anunciadas por el Comité y las facciones palestinas para boicotear la reunión en Baihréin, al mediodía decenas de palestinos comenzaron a congregarse para marchar los puestos de control israelíes en Gaza y Cisjordania, lo que podría desatar nuevos enfrentamientos.

Testigos, citados por Wafa, confirmaron que las mayores concentraciones son frente al cruce de Erez, en el norte de la Franja de Gaza, uno de los escenarios de las violentas manifestaciones registradas en mayo de 2018, cuando Estados Unidos abrió su embajada en Jerusalén, que dejaron decenas de palestinos muertos.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.