Patricia Briseño 

OAXACA, Oax., Alejandro Solalinde Guerra, sacerdote y defensor de los derechos humanos de los migrantes, lamentó la detención de la excónsul de Nicaragua, Namibia del Socorro Fuentes González, ocurrido en el puesto de revisión del Instituto Nacional de Migración (INM) por participar presuntamente en el tráfico de migrantes en la región del Istmo de Tehuantepec.

Reconoció que cuando Fuentes González era cónsul, en Tapachula, Chiapas.  “se preocupaba muchos por los migrantes”.

Dijo sentir tristeza porque “las personas en quien confiamos, estén en otras cosas”.

En otro orden, el también fundador del albergue “Hermanos en el Camino, en Ciudad Ixtepec,  comentó que tras el cierre -de facto- de la frontera sur, organizaciones de la sociedad civil solicitaron un encuentro al presidente Andrés Manuel López Obrador, para convenir políticas públicas que permitan el paso de migrantes centroamericanos.

 “La migración es un derecho humano”, asentó.

Subrayó que el cierre de la frontera sur está violando sin duda el derecho humano a la movilidad de los centroamericanos, quienes huyen de sus países por la pobreza y la violencia.

“(El presidente de Estados Unidos) Donald Trump exige a México detener la migración, pero su país es el principal culpable”, señaló.

Sin embargo, subrayó que el cierre de la frontera sur permitirá tener un control del flujo migratorio “y de paso quitar a Trump el pretexto de afectar a México”, porque había un excesivo e irresponsable acarreo y tráfico de migrantes hasta Tijuana, Baja California Norte.

“Se dieron excesos, hay que reconocerlo”, apuntó.

El clérigo observó que al principio del año la frontera sur se “descontroló” por una falta de coordinación en la Secretaría de Gobernación y el INM.

“No había conexión con el presidente, porque el presidente decía una cosa y Gobernación y Migración hacían otra”, opinó.

Incluso, mencionó que la política migratoria del INM fue un fracaso por la incapacidad del subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración, Alejandro Encinas Rodríguez.

“Fue un fracaso, tan es así, que el presidente tuvo que intervenir directamente. Encinas es una persona honesta, pero no fue capaz”, anotó.

Dijo que el gobierno federal subestimó la migración, a pesar de estar en el centro del debate mundial, al conjuntar este tema con los derechos humanos y población.

“Mínimamente tendría que haber una subsecretaría de migración”, refirió.

Frente a esto, destacó que las organizaciones de la sociedad civil, activistas y casas de migrantes han pedido un encuentro con el presidente López Obrador, para diseñar políticas públicas conjuntamente con su gobierno, basadas en los derechos humanos, y así sea abierta nuevamente la frontera sur a los migrantes centroamericanos.

“Una vez que se ponga orden en la frontera, se necesita abrir otra vez para que puedan pasar los hermanos migrantes”, agregó.

En febrero pasado, el gobierno de Nicaragua notificó al mexicano el cese de la cónsul

Conviene recordar que luego de la detención de la supuesta cónsul de Nicaragua en Tapachula, Chiapas, el Ministerio de Gobernación de la República de Nicaragua informó a la prensa que el 6  de febrero pasado separó del cargo a Namibia del Socorro Fuentes González, por irregularidades en sus funciones; sin embargo, la exfuncionaria no entregó sus documentos diplomáticos, ”refiriendo que se los habían robado”.

Al confirmarse la detención de Fuentes González transportando a tres migrantes irregulares, ocurrido la tarde del domingo en el Istmo de Tehuantepec, Oaxaca, el gobierno nicaragüense comunicó a su similar de México que ella “fue separada de su cargo por irregularidades en sus funciones y por lo tanto corresponde a las autoridades mexicanas aplicar sus leyes pertinentes”.

El Ministerio difundió a la prensa el acuerdo, –número, 10-2019 del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República de Nicaragua– en donde el canciller Denis Moneada Colindres, cancela el nombramiento de Namibia del Socorro Fuentes González como cónsul de Nicaragua en Tapachula, Chiapas, Estados Unidos Mexicanos; el que fue debidamente notificado el 19 de febrero pasado a la Secretaría de Relaciones Exteriores por la misma embajada de ese país en México.

También dio a conocer el acuerdo –número,18-2019— de Relaciones Exteriores de Nicaragua, del nombramiento de María de los Ángeles Blandón Salinas como cónsul de Nicaragua en Tapachula, así como la notificación al gobierno mexicano, el 5 de marzo pasado.

Copia del documento que envió el Ministerio de Relaciones Exteriores de Nicaragua al gobierno mexicano

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.