Los migrantes fueron custodiados por elementos de la Policía. / Foto: MVS.

MVS

TABASCO. Un grupo de migrantes Centroamericanos que se encontraban en un albergue de la Diócesis de Tabasco, que fue prestado de comodato al Instituto Nacional de Migración (lNM), escaparon del albergue tras acusar maltrato y retención forzosa.

Se trata de al menos 80 migrantes en su mayoría salvadoreños y hondureños, entre ellos varios menores de edad, quienes decidieron escapar de las instalaciones ubicadas sobre la carretera Villahermosa – Frontera, al acusar que no se les daba comida, ni se les permitía bañarse, ni salir del albergue.

José Ramiro López Obrador, subsecretario de Asuntos Fronterizos, Migrantes y Derechos Humanos, explicó que al albergue fue facilitado por la Diócesis de Tabasco como estación migratoria alterna ante el incremento en el flujo migratorio en la entidad, asegurando que todas las quejas serán atendidas y se respetarán los derechos humanos en el proceso de repatriación.

“Todo el tránsito o la repatriación de los migrantes tiene que ser apegado a los Derechos Humanos. -¿Estas quejas de maltrato, las van a atender ustedes en la inmediato? –Si las estamos atendiendo, es a la Comisión Estatal de Derechos Humanos a la que a la que le correspondería o a la Comisión Nacional de Derechos Humanos, pero nosotros estamos también atendiendo ese tema, claro que sí”, refirió.

Cabe señalar que los migrantes que habían abandonado el refugio, fueron retenidos nuevamente por la Policía Estatal y ministerial, con el apoyo de la Sedena, siendo reingresados al albergue de la Diócesis donde hay cerca de 300 migrantes en conjunto.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.