Pocos ven en Oaxaca una posibilidad de vivir y salir adelante, insisten en el sueño americano

Patricia Briseño

OAXACA, Oax. Tras las caravanas masivas y las nuevas políticas públicas del gobierno federal de contención en la ruta a Estados Unidos, los migrantes irregulares detenidos en las estaciones del Instituto Nacional de Migración (INM) se enfrentan ante el dilema de la deportación a su país de origen u obtener el estatus de refugiado en México, sostuvo la coordinadora del Centro de Orientación del Migrante de Oaxaca (COMI), Elisa González.

«La mayoría elige la condición de refugiado en México para escapar de la violencia y pobreza que viven en su país de origen, e inician la solicitud  ante la Comisión Mexicana de Ayuda a los Refugiados (COMAR) de la Secretaría de Gobernación, por lo que el número de solicitudes y autorizaciones otorgadas se incrementó exponencialmente», expuso.

De hecho, detalló, muchos migrantes centroamericanos han decidido quedarse en Puebla, Ciudad de México, Monterrey y Guadalajara, para buscar trabajo. “Solo unos cuantos optan por Oaxaca, consideran que aquí no hay oportunidad de salir adelante”, dijo.

“Sin embargo, persiste entre los migrantes centroamericanos la inquietud de llegar  a los Estados Unidos”, añadió la responsable del albergue, ubicado en la ciudad de Oaxaca.

En el nuevo esquema implementado por el gobierno federal para los migrantes, el COMI junto con el Alto Comisionado de la Organización de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) acompañan a los peticionarios de refugio en el estado de Oaxaca. 

Por parte del COMI reciben ayuda humanitaria por 15 días  que consiste en alimentación y hospedaje, en tanto, la oficina de ACNUR les entrega un apoyo económico durante 90 días. Después de su primer pago tendrán que abandonar el albergue para rentar una vivienda, entonces, continúan su ruta.

Se aferran al «sueño americano»

La joven voluntaria comentó que pese  las agresiones, la violencia y las muertes a su paso a los Estados Unidos, los migrantes no abandonan su propósito de llegar a los Estados Unidos.

De esta manera, destacó que los migrantes  determinarán seguramente quedarse temporalmente en México, pero en la primera oportunidad o una vez que consigan dinero intentaran cruzar la frontera.

En relación a los migrantes que llegan al albergue del COMI, Elisa comentó que la mayoría son honrados porque salieron de su país por la necesidad, pero también hay otros que vienen huyendo o que fueron deportados de los Estados Unidos.

Por su lugar de origen, en su mayoría son de Honduras, El Salvador, Nicaragua y en menor medida Venezuela. Por género, son los hombres quienes encabezan los desplazamientos ─en  grupo y en solitario─ le siguen las mujeres y niños, y en menor medida, viajan los grupos LGBTTI.

Albergue temporal de migrantes.

Dijo que algunos  migrantes se niegan a colaborar en las tareas comunes del albergue, no se adaptan a las reglas impuestas al interior para el beneficio colectivo, por lo que resuelven irse del COMI.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.