Especialista descarta sargazo en esa zona del Istmo

Patricia Briseño

OAXACA, Oax. Pescadores ribereños de Playa Vicente, en el municipio de Juchitán de Zaragoza,  advirtieron que la acumulación de algas marinas aqueja a miles de familias humildes, cuya economía depende de la venta de pescado y mariscos en esta zona del Istmo de Tehuantepec.

Fernando Santos Villalobos, agente municipal de Playa Vicente, mencionó que por más de  cuatro años han padecido los estragos del alga, a la que identifica como arbusto,  sin embargo, en los últimos meses se ha duplicado en los cuatro  kilómetros de longitud de la zona de playa.

Explicó que las algas se atoran en las redes del trasmallo, lo que complica a los pescadores hacer su trabajo. “Se requieren unos tres días para el retiro de los residuos y secado”, dijo.

Informó que la presidencia municipal de Juchitán, organizada con los pescadores, iniciaron en marzo un programa de limpieza de la playa, donde el alga combinada con la arena desprende un hedor inaguantable.

Explicó que los trabajos del retiro de algas marinas van en dos sentidos, por un lado, consiste en arrastrarla  a unos cuatro kilómetros mar adentro, y otra, en enterrarla cuatro metros por debajo de la arena.

Según la autoridad local, “las corrientes que coinciden mar adentro favorecen para que las algas se vayan para otro lado”, dijo.

Santos Villalobos mencionó que la mancha del alga marina se extiende por el sistema lagunar huave –zapoteco que comprende una extensión de unas 60 mil hectáreas y bordea unas 40 comunidades, también dedicadas a la pesca artesanal.

No obstante, Jorge Eduardo Herrera Galindo, biólogo e investigador de la Universidad del Mar (UMAR), campo Puerto Escondido, sostuvo que no hay presencia de sargazo en las costas del lugar.

Tras una inspección y toma de muestras de laboratorio de las algas marinas localizadas en la laguna inferior (Playa Vicente), del río Los Perros y del estero She Cata, acompañado por personal de la Jurisdicción Sanitaria de la región del Istmo, precisó que se trata de una concentración masiva de macro algas del género gracilaria y ulva lactuca.

En entrevista, el jefe del sector en la zona, Daniel López Regalado informó que biólogos investigadores de la UMAR tomaron muestras de agua de mar, datos ambientales de temperatura, salinidad, Ph y oxígeno con instrumentos multiparámetros para ser  interpretados y saber el comportamiento de estos componentes en el agua.

Además se tomaron muestras para buscar indicios de micro algas con microscopia de luz en laboratorios de la Universidad y descartar algún fenómeno natural que pueda tener impacto en la salud de la población.

El funcionario destacó que las actividades se realizaron en coordinación con el agente municipal, Fernando Santos Villalobos y las cooperativas de pescadores de Playa Vicente.

Finalmente, López Regalado informó que se continuará con el monitoreo para que las autoridades correspondientes puedan intervenir de manera oportuna en caso de detectar alguna anormalidad, y así prevenir riesgos a la salud.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.