* En México, el 27,8% de la población tiene riesgo alto de presentar síndrome de apnea obstructiva del sueño, cuyas características son el ronquido y la interrupción de la respiración, que puede elevar el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

MVS

CIUDAD DE MÉXICO. El Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño (SAOS) eleva hasta cuatro veces el riesgo de sufrir un infarto o padecer eventos cardiovasculares como una embolia cerebral, señaló hoy en un comunicado la neumóloga Ana Cristina Coronado Martínez.

«Este síndrome consiste en que los pacientes dejan de respirar por un periodo de tiempo durante el sueño. Habitualmente suele darse en los pacientes obesos, pero también hay otros que pueden tener la enfermedad», explicó la especialista del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Sonora.

El Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño (SAOS) eleva hasta cuatro veces el riesgo de sufrir un infarto o padecer eventos cardiovasculares como una embolia cerebral, señaló hoy en un comunicado la neumóloga Ana Cristina Coronado Martínez.

«Este síndrome consiste en que los pacientes dejan de respirar por un periodo de tiempo durante el sueño. Habitualmente suele darse en los pacientes obesos, pero también hay otros que pueden tener la enfermedad», explicó la especialista del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Sonora.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en Latinoamérica 60% de la población mayor a 40 años de edad ronca, mientras que 16% sufre somnolencia excesiva durante el día.

En México, la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de Medio Camino 2016 señala que 27,8% de la población tiene riesgo alto de presentar síndrome de apnea obstructiva del sueño, siendo mayor en población con sobrepeso u obesidad.

La neumóloga de adultos explicó que en su mayoría la gente que padece este síndrome está sin diagnóstico y, por lo general, no se considera que sea una enfermedad.

El ronquido, interrupción de la respiración o respiración superficial, detalló, son las características principales del síndrome y esos factores arrojan problemas cardiovasculares que se generan por la falta de oxigenación durante las horas de sueño.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.