André Breton, protagonista del surrealismo

Notimex

CIUDAD DE MÉXICO. A casi 100 años de la publicación del primer manifiesto surrealista del escritor francés André Breton (Tinchebray, 1896-París, 1966), el poeta y ensayista Ricardo Echávarri (Durango, 1958) señaló que el surrealismo es el movimiento de vanguardia más importante del mundo, sin el cual el arte no existiría tal y como se conoce ahora. 

En entrevista comentó que en este movimiento literario y artístico militaron Pablo Picasso, Salvador Dali, André Breton, Leonora Carrigton, Joan Miró, Remedios Varo, Francis Bacon y Frida Kahlo, entre otros.

En el marco del evento denominado Hacia 100 años del surrealismo, expuso que dicho movimiento busca trascender lo real a partir del impulso psíquico de lo imaginario y lo irracional, y el primer manifiesto fue firmado por André Breton, en 1924.

En la sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, el director del Centro de Estudios Surrealistas de México consideró que el surrealismo se ha representado más en la pintura, que ha tenido mayor aceptación y recepción; sin embargo, “abarca una multitud de artes, especialmente la poesía, pero también hay música, cultura, teatro y cine surrealista”.

Echávarri resaltó que el surrealismo tiene tanto impacto y tanta fuerza porque es como una continuación del romanticismo que planteaba la unidad entre el arte y la vida, y la abolición de las falsas dicotomías entre sueño y vigilia, entre teoría y práctica, entre arte y vida.

Explicó que este movimiento trata de situarse en un punto donde esas dicotomías desaparecen y en la poesía hay una corriente viva aún; y aunque apareció en una época, hay un antes y un después, ya que “más que una corriente literaria, es una concepción de la vida, por lo que hay poetas que han abrazado este movimiento con una gran devoción”.

Sin el surrealismo, opinó, en México no se comprendería cabalmente la obra de Javier Villaurrutia, Salvador Novo, Gilberto Owen, y mucho menos la de Octavio Paz, cuya parte más esplendorosa es cuando abraza esta corriente, que es eterna, es la creencia en la liberación total del hombre. 

Por otra parte, durante una mesa de charla, análisis y lectura con especialistas sobre surrealismo, Ricardo Echávarri comentó que André Breton llegó a México el 18 de abril de 1938, y durante su estancia de cuatro meses viajó por Nuevo León, Michoacán, Jalisco y la Ciudad de México.

Fue en la capital del país en donde, en compañía de Diego Rivera, visitó la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y acudió a diversas exposiciones. Al ser huésped de Rivera y Frida Kahlo, conoció a León Trotsky en la Casa Azul.

La fecha más importante del periplo de Breton en México fue el 25 de junio de 1938, cuando se presentó en el Palacio de Bellas Artes para leer la ponencia «Perspectivas del surrealismo» y protagonizar una lectura de poesía junto con Javier Villaurrutia, quien hizo la traducción.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.