Patricia Briseño

OAXACA, Oax., Un grupo de habitantes del municipio de San Pedro y San Pablo Ayutla, demandaron al presidente, Andrés Manuel López Obrador le dé solución al conflicto que mantiene con su colindante de Tamazulapan del Espíritu Santo, garantice acceso a la justicia para las víctimas, así como el suministro de agua potable.

Mujeres y hombres se acercaron al vehículo ocupado por el mandatario para exponerle — en unos minutos – que desde hace dos años están  privados de sus recursos hídricos , lo que consideran un despojo hacia los pobladores de San Pedro y San Pablo Ayutla, quienes han sufrido reiteradas violaciones a sus derechos humanos.

“Me secuestraron, me despojaron”, dijo una mujer llorando, mientras López Obrador escuchaba e intentaba calmarla.  

“Gracias por escucharnos, señor Presidente”, expresó otra.

En tanto, un hombre le exigía un destacamento del Ejército mexicano, pues , según él,“con esa gente (Tamazulapan) no se dialoga.  «Tampoco  se trata de un conflicto agrario, sino del narco”, sostuvo

El Presidente le reviró, “el Ejército no se hizo para reprimir al pueblo”.

Mientras, otros habitantes se pusieron frente al vehículo donde levantaron cartulinas con mensajes escritos de “ Agua para Ayutla, ¡ya!”.

El inesperado encuentro con el Presidente sucedió al término de segundo día del recorrido por los hospitales rurales del IMSS-Bienestar, en Oaxaca.

El reclamó en San Pedro y San Pablo Ayutla, zona indígena mixe es el restablecimiento del servicio de agua potable del que su colindante, Tamazulapan, lo privó desde hace dos años en perjuicio principalmente de la niñez y personas mayores.

Así como garantizar la seguridad en auxilio de la población ante el riesgo de futuras agresiones, por un añejo conflicto agrario.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.