Jaime Guerrero 

OAXACA, Oax. En cada legislatura, desde los sexenios de Ulises Ruiz Ortiz y Gabino Cué Monteagudo, se ha señalado el manejo de transferencias y contratación de servicios personales por terceros bajo el modelo conocido como “outsourcing”.

Hoy, diputados opositores a su coordinadora de bancada y presidenta de la Junta de Coordinación Política, Laura Estrada Mauro, urgen a la Auditoria Superior de la Federación (ASF) auditar los recursos ejercidos en el Poder Legislativo desde dos legislaturas anteriores, incluidos de la actual Legislatura.

Eduardo Javier Aldana González, extesorero de la 63 Legislatura, afirmó a través de una solicitud de transparencia, que recibió las oficinas de la Tesorería sin documentación ni archivo general. Es decir, los diputados y tesorero de la 62 Legislatura no dejaron o desaparecieron los documentos que comprueban en que se gastaron más de 1 mil 747 millones de pesos que ejercieron durante tres años.

Aldana Gonzáles fue una posición de la exdiputada del PRD y al final de Morena, Paola Gutiérrez Galindo, en la pasada legislatura. El extesorero de la pasada legislatura, para ser elegido tuvo el aval de Jorge Castillo Díaz, operador político y económico de Cué Monteagudo.

Antes de Aldana Gonzáles, fungió en el cargo, Mauro Alberto Sánchez Hernández, posición del PAN en la 62 Legislatura, también avalado por Castillo Díaz.

El fallecido perredista, Anselmo Ortiz García, fungió en el cargo de tesorero en la 61 Legislatura, y al igual que dos de sus predecesores, fue avalado por el operador político y económico de Cué Monteagudo, quien imponía -según versiones de diputados- el despacho fiscal para manejo de transferencias y contratación de servicios personales por terceros.

Por lo pronto, un bloque de diputados de Morena, entre ellos, el delegado especial, Ericel Gómez Nucamendi, Luis Alfonso Silva Romo, Pavel Meléndez Cruz, Othón Cuevas Córdova, Ángel Domínguez Escobar, Griselda Sosa Vázquez, Arcelia López Hernández, Leticia Collado Soto, Hilda Pérez Luis e Inés Peláez, pidieron a la Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación de la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, considere al Congreso del Estado en su programa anual de auditorías.

Actualmente la ASF realiza auditoria a la 64 Legislatura, sin embargo, el bloque de diputados opositores al grupo que lidera Estrada Mauro, pidió a ese organismo Auditor de la Federación, realice una auditoría al Congreso de Oaxaca en recursos públicos de carácter federal, correspondientes a la 62 y 63 Legislaturas, así como lo ya realizado por la 64 Legislatura.

En tribuna, Silva Romo, quien fue funcionario del ex gobernador Cué Monteagudo, afirmó que han encontrado irregularidades respecto del ejercicio de los recursos públicos contemplados en los pasados presupuestos de egresos.

Asimismo, agregó, debido a los incrementos desmedidos en los Presupuestos de Egresos para los ejercicios fiscales 2014, 2015, 2016, 2017 y 2018, se encontraron irregularidades.

De acuerdo al exfuncionario de Cué Monteagudo, los diputados y tesorero de la 62 Legislatura no dejaron o desaparecieron los documentos que comprueban en que se gastaron más de mil 747 millones de pesos que ejercieron durante tres años.

Actualmente el secretario de Servicios Administrativos, es decir, el tesorero de la 64 Legislatura es Omar Maldonado Aragón, posición del senador de la República, Salomón Jara Cruz.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.