* Expertos de la UNAM piden a los padres de familia respetar el sueño de los niños, toda vez que no es malo que duerman más tiempo en vacaciones.

MVS

CIUDAD DE MÉXICO. No permitir que los niños duerman las horas necesarias puede afectar su crecimiento, generar conflictos escolares, problemas de salud e incluso a la postre puede derivar en el abuso de sustancias, alertó Rafael Santana Miranda, responsable médico de la Clínica de Trastornos del Sueño de la Facultad de Medicina (FM) de la UNAM, en el Hospital General de México.

El especialista explicó que durante las primeras horas de sueño se libera la hormona de crecimiento, por lo que para tener infantes sanos y con buen aprovechamiento escolar es fundamental que duerman adecuadamente.

“Podemos haber escuchado creció en estas vacaciones, claro porque duermen más, los niños no se tiene que levantar tan temprano y precisamente la hormona de crecimiento se genera durante el dormir. De hecho en las primeras horas del dormir, no dormir es la base de trastornos metabólicos, cardiovasculares, de problemas en el rendimiento escolar, de problemas en el crecimiento, de abuso de sustancias, yo creo que estamos hablando de un fenómeno que requiere de nuestra atención”, comentó.

En este sentido el maestro en Rehabilitación Neurológica pidió a los padres de familia respetar el sueño de los niños, toda vez que no es malo que duerman más tiempo en vacaciones, posteriormente se adaptarán de nuevo al horario escolar.

“Es una manifestación de su organismo, estamos equivocados al exigirles que vayan contra su naturaleza”, agregó.

De igual forma, ante el regreso a clases, recomendó que tres horas antes de dormir estén alejados del celular, de la televisión, de los videojuegos y de todo lo que tenga pantalla, además de evitar el consumo de azúcar y chocolate.

Santana Miranda indicó que el sueño es un fenómeno neurológico complejo y diferente en función de  la edad, pues los recién nacidos duermen entre 16 y 18 horas; los niños en edad escolar, entre seis y 12 años, deben dormir 10 horas; los adolescentes, nueve; y los adultos ocho horas.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.