Los pobladores han asumido un compromiso esta especie marina en Colotepec

Patricia Briseño 

OAXACA. Oax. A cuatro meses de que un grupo armado quemó  el campamento de preservación de  tortugas “Boca Barra”, en el municipio de Santa María Colotepec, aledaño a Puerto Escondido,  los pobladores están firmes en su compromiso con la especie marina a pesar del riesgo que corren al reclamar justicia por denunciar el despojo de un predio empleado para la conservación.

Un poco más de 30 integrantes de esa cooperativa ecoturística , sin obtener beneficio económico, más que la satisfacción de conservar el patrimonio natural con el que cuentan y preservar las tortugas de las especies golfina, laud y prieta,  están organizados en defensa del santuario.

Los miembros del campamento que cada año recupera y protege alrededor de mil 500 huevos del quelonio, se sobreponen por los hechos del 23 de abril pasado cuando desconocidos golpearon a dos cooperativistas, y a otro le intentaron quemar los pies cuando prendieron fuego a la estructura de madera del campamento, hasta reducir todo a cenizas.

Entonces los perpetradores justificaron el allanamiento y ataque violento en la recuperación de un terreno que presuntamente les autorizó la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semanat), casi al término del anterior gobierno federal.

Sergio Ordaz, uno de los integrantes de la cooperativa comentó que retomaron las tareas de conservación, con el fin de realizar actividades de educación ambiental en la zona federal marítimo terrestre.

“Por equipos de personas nos encargamos de la vigilancia y monitoreo de los nidos durante 24 horas,  colectamos los nidos de tortugas para cuidarlos de los depredadores (aves, perros y traficantes) luego los  trasladamos a corrales de conservación, que improvisamos debajo de una carpa con las redes de pesca” .

“Dejamos que ponga (los huevos) la tortuga y después los sacamos, los llevamos al campo de anidación y esperamos 45 días para que eclosionen y después liberar a las crías”.

La labor del campamento se respalda con las autorizaciones legales por la Dirección General de Vida Silvestre No. SGPA/DGVS/002989/18. La cual continúa vigente desde el año 2013.

Como ocurre en los 14 campamentos comunitarios asentados en la región de la Costa de Oaxaca, el de “Boca Barra” de Santa María Colotepec,   se mantiene con apoyos de turistas que visitan el campamento y aportan apoyos económicos para el mantenimiento.

Los campamentos tiene asesoramiento de biólogos especialistas de la Asociación de Redes de Humedales y del Fondo Oaxaqueño para la Conservación de la Naturaleza, quienes les enseñan a sacar los nidos y a limpiarlos.

En términos de conservación de la especie marina, los ambientalistas desean llegar a una meta, “buscamos que en algún día sea un santuario, llevamos liberando varios nidos y la gente viene y lleva la experiencia de una liberación de tortuguitas marinas”, indicó.

El cooperativista y pescador explica que con la cooperación que deja la gente que los visita es utilizada para la compra de insumos para el campamento tortuguero; además de herramientas que se utilizan.

“Se compra mallas de sombra, corralitos para asegurar los nidos, esa es nuestra ganancia; no tenemos ningún pago”

Para los integrantes del campamento comunitario de  “Boca Barra” el trabajo que realizan es de motivación, “nuestro objetivo es para que no privaticen la playa, aunque consideramos que la agresión ocurrida en abril pasado lleva ese propósito”.

Los  campamento tortugueros son visitados por turistas extranjeros, nacionales y locales; así como organizaciones y asociaciones ambientalistas que llegan por vivir la experiencia de liberar las crías de tortugas.

Rosario proveniente de la Ciudad de México experimentó por primera ocasión en compañía de su familia la liberación de crías de dos especies de tortugas marinas.

Se sintió consternada por la violencia cometida  en contra del campamento y su lucha por conservar el patrimonio cultural y natural para la conservación del ecosistema.

“En el campamento se encargan de sensibilizar sobre el cuidado del ambiente. Ellos conservan y cuidan, lo que también habría de correspondernos a nosotros”, opina.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.