Ilustración/Internet
Patricia Briseño

OAXACA, Oax. Familiares y amistades del militar, Anastasio Carlos, fallecido durante un enfrentamiento entre la Guardia Nacional y presuntos delincuentes en Guanajuato, esperan el  arribo del  cuerpo a Ciudad Ixtepec, en la región del Istmo de Tehuantepec.

Los cercanos a la familia del joven militar alistaron el sitio donde habrá de celebrarse la velación en el barrio Picacho Cheguigo, y posteriormente, el entierro de sus restos en el panteón municipal.

El fallecido perteneció al 35 Batallón de Infantería del Ejército Mexicano, y es la primer baja en la Guardia Nacional.

Los hechos ocurrieron la tarde del nueve de agosto, cuando efectivos de la Guardia Nacional y elementos de  Seguridad Pública de Guanajuato preparaban el asalto contra una casa de seguridad en la que se encontraban presuntos delincuentes.

Los hombres armados que se hallaban en el lugar se dieron cuenta y abrieron fuego contra las autoridades, que se encontraban en inferioridad numérica.

Los militares repelieron el ataque y pidieron apoyo a las Policías Municipales del Yuriria, Uriangato, Moroleón, Valle de Santiago y Jaral del Progreso.

Algunos de los agresores cayeron abatidos dentro de la casa de seguridad y otros en las afueras. Varios de ellos, al verse rodeados terminaron por dejar las armas y entregarse a las autoridades policiales.

El teniente Anastasio fue conducido malherido al hospital de Jaral del progreso, donde más tarde falleció.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.