Maira Ricárdez

OAXACA, Oax. De acuerdo al último corte de Vialidad Municipal, de enero al mes de julio se han registrado un total de 172 accidentes donde se vieron involucrados taxistas locales y foráneos.

Los meses con mayor registro de percances han sido marzo y abril con 29 y 26 accidentes respectivamente; los lesionados, un total de 42 en este primer semestre y ningún fallecido, aseguró el subdirector de Vialidad y Movilidad de Ayuntamiento, René Ricárdez Limón.

El funcionario municipal fue claro al darles el beneficio de la comprensión a los trabajadores del volante, “un taxista trabaja hasta 12 horas continuas al día, sus condiciones de trabajo son distintas a las de un asalariado de oficina; no hay las condiciones propias de descanso”, argumentó.  

La principal problemática con los taxistas en la ciudad es con los foráneos, indicó Ricárdez Limón, “no respetan sus bases para hacer sitio y se paran donde fuera pese a los problemas que generan en su entorno a la vialidad”.

Así mismo pasa con los taxis amarillos, advirtió, que suben y bajan a su pasaje donde sea, poniendo en riesgo incluso la vida de sus usuarios.

La Dirección de Vialidad Municipal solo coadyuva, subrayó, pero es la Secretaría de Movilidad (Semovi) quien tiene por ley la aplicación respecto a las concesiones, el retiro o no ante faltas graves.

Cuando se trata de faltas administrativas, la Policía Vial los remite al cuartel, en caso de accidentes será posible llegar a acuerdos, siempre y cuando no haya lesionados, mucho menos fallecidos, esos casos ya son turnados directamente a la Fiscalía General del Estado.

Es importante mencionar que de acuerdo a la numeralia oficial, en esta ciudad circulan mil 300 taxis locales, y más de mil ingresan todos los días como foráneos, lo que dificulta el trabajo, reconoció el subdirector de Vialidad de Oaxaca de Juárez, “pues los elementos municipales no se dan abasto para perseguir cada una de las faltas administrativas que pudieran cometer”.

En este contexto el funcionario municipal envió una felicitación extensiva a todo el taxismo oaxaqueño y les invitó a respetar el reglamento, la señalización y todo lo que involucre su trabajo, “por su propio bien”, remarcó, pues las multas más graves podrían implicar para un taxista hasta 10 mil pesos multa que se destina a un conductor público conduciendo en estado de ebriedad.    

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.