El restaurante Crensa contará con tecnología avanzada en la cocina y con camareras robots que se servirán los pedidos.

MVS

JAPÓN. El establecimiento Crensa abrió sus puertas el pasado lunes con una camarera llamada Mulán a la entrada del local, en un lugar que contará con tecnología avanzada en la cocina y dos camareras robotizadas que se encargarán de servir los pedidos.

Los robots, que piden paso al son de “déjeme pasar, por favor” y sirven la comida con dulzura con un: “que aproveche, cariño”, incorporan un elemento innovador a un barrio diferente de la ciudad, como es el de Benimaclet.

El dueño del restaurante, Erick Yan, ha asegurado que “seguirá su expansión” con al menos dos establecimientos más en la ciudad, antes de exportarlo al resto de España, según ha declarado. Yan, que ha calificado de “amor” lo que siente por la ciudad de Valencia, ha asegurado que las comandas de estos nuevos camareros son bastante sencillas por el momento, pese a que espera poder “enseñarles” trabajos más difíciles como cobrar o que los clientes les pidan.

Sin embargo, no olvide por el momento darle al botón de ‘salida’, para que Mulán vuelva a su lugar, a menos que quiera ser observado mientras degusta los platos del restaurante asiático.

El restaurante, ubicado en la calle Doctor Vicent Zaragoza, de Valencia, ya cuenta con los robots, que poseen dos bandejas para llevar a los clientes sus pedidos. No obstante, el restaurante estará complementado por los trabajadores del establecimiento, ya que los robots “no son sustitutivos del personal”, ha aseverado Yan, aunque asegura que “todo llega”.

Previamente a la apertura del local, los nuevos empleados del restaurante han tenido que “entrenar” para habituarse a trabajar con los robots y, además, contar con la última tecnología en la cocina.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.