Notimex

CIUDAD DE MÉXICO. Luego de las declaraciones del presidente Andrés Manuel López Obrador respecto a la forma en que Felipe Calderón Hinojosa enfrentó el problema del combate a la delincuencia organizada, el extitular del Ejecutivo federal aseguró que a él no le queda el saco.

Esta mañana, en su conferencia de prensa desde Tabasco, el presidente López Obrador señaló que cuando Calderón Hinojosa le declaró la guerra al crimen organizado, “le pegó un garrotazo a lo tonto al avispero y nos metió en esto que estamos padeciendo todavía”.

Incluso, dijo que el expresidente Calderón se puso un uniforme del Ejército que le quedó grande «parecía el comandante Borolas», y que no tuvo un plan para combatir a la delincuencia.

En respuesta, Felipe Calderón escribió en su cuenta de Twitter, @FelipeCalderon: «A mí no me queda el saco, a otros el cargo les queda grande”, publicó en la red social».

Indicó que «hoy se cometen más de 100 homicidios al día, casi el doble que al final de mi gobierno, el cual comenzó a limpiar la casa plagada de animales venenosos. Hoy se les deja crecer porque no distinguen alacranes de abejas».

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.