Imagen panorámica de San Pedro y San Pablo Ayutla MIxe, Oaxaca. / Foto: Mapio net.
Jaime Guerrero 

OAXACA, Oax. Ante la falta de condiciones por las posiciones encontradas entre los grupos y autoridades en conflicto, el gobernador del estado, Alejandro Murat Hinojosa, el Gobierno federal y la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, suspendieron su visita a San Pablo y San Pedro Ayutla Mixes, quien mantiene una disputa agraria y por un manantial de agua con su vecino Tamazulápam del Espíritu Santo.

El pasado sábado, frente al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, el mandatario estatal ofreció visitar ayer martes la población enclavada en la región mixe, debido a la exigencia que promovieron actores políticos, entre ellos Jesús Madrid, exdiputado del PRI, asimismo señalan al director del Instituto Nacional de Pueblos Indígenas, Adelfo Regino Montes.

Por lo pronto, las partes acordaron instalar una mesa permanente de diálogo y encontrar una solución a la problemática que enfrentan desde hace décadas.

En conferencia de prensa, Murat Hinojosa; el secretario general de gobierno, Héctor Anuard Mafud Mafud; la representante del gobierno federal en Oaxaca, Nancy Ortiz y el titular de la DDHPO, Rodríguez Alamilla, informaron que durante dos años se han realizado 62 reuniones de trabajo con la Secretaría de Gobierno, durante las cuales no se ha podido llegar a un acuerdo definitivo.

De su lado, la Conagua ha informado que existen ocho asignaciones para uso público urbano del agua para el municipio de Ayutla Mixes y ocho asignaciones para Tamazulápam.

Las autoridades de Tamazulápam del Espíritu Santo manifestaron la conexión al manantial en disputa debe ser inmediata y sin condiciones.

También exigen la restitución de 25 predios que reclaman a Tamazulápam como requisito previo a la conexión del servicio de agua.

Las autoridades de Tamazulápam manifestaron la conexión al manantial en disputa debe ser inmediata y simultánea para ambos municipios, y entre otras cosas, que Ayutla debe desistir del amparo promovido, mediante el cual se impide la conexión a la red de agua potable.

Por lo pronto, el gobernador aclaró que él y el Gobierno federal solo son intermediaros y no parte de conflicto, por lo que reiteran su compromiso para lograr una solución pronta y pacífica a esta problemática.

La mediación se realiza en presencia de Bernardo Rodríguez Alamilla, defensor de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, quien vela por el respeto a los derechos de ambas comunidades.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.