Foto: archivo
Citlalli López 

OAXACA, Oax. Debido al incremento de la delincuencia en el país, el taxismo se ubica como uno de los trabajos de muy alto riesgo. Asaltos, golpes, robo de vehículos e incluso asesinatos, se volvieron el pan de cada día para quienes desempeñan esta labor, señaló el presidente del sitio Alameda, Rodrigo Mendoza Barranco.

De acuerdo con el líder de taxistas, el 2018 fue uno de los más violentos para el gremio, ya que en distintos hechos algunos de sus compañeros fueron asaltados de manera violenta y golpeados hasta dejarlos desfigurados o inconscientes.

Anteriormente -dijo- no le quitaban las unidades de transporte, solo les quitaban el dinero en efectivo, a muchos de los taxistas lis dejaron malheridos, pero ahora lo que ha incrementado es el robo de unidades.

Desde marzo a mayo hubo unidades que ya no se recuperaron. Y la autoridad, como la Secretaría de Seguridad Pública no pone atención, las denuncias están en fiscalía y las unidades no han sido recuperadas.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.