Foto: ilustración

Redacción

OAXACA, Oax. En Oaxaca, de 449 casos de dengue confirmados por laboratorio, 323 corresponden a dengue no grave, 102 a dengue con signos de alarma y 24 con dengue grave, ocupando la entidad el séptimo lugar a nivel nacional, siendo Chiapas, Quintana Roo y Veracruz, los más afectados, informó el secretario de Salud, Donato Casas Escamilla.

Agregó que la Jurisdicción Sanitaria número uno Valles Centrales, tiene contabilizados 300 casos, seguido del Istmo con 55, la Sierra con 47, la Costa con 32, Tuxtepec con 11 y la Mixteca con cuatro casos.

Entre los principales síntomas de dengue se encuentra: fiebre superior a 38 grados, dolor intenso de cuerpo y cabeza, salpullido en la piel, dolor detrás de los ojos, náuseas, y vómitos; por lo que es importante acudir a su unidad de salud más cercana para su atención y no automedicarse.

Por lo anterior, el funcionario exhortó a la población a redoblar esfuerzos para prevenir el Dengue, Zika y Chikungunya durante la temporada de lluvias que se han presentado en la entidad, así como lavar, tapar, voltear y tirar los utensilios que almacenen agua limpia para evitar la proliferación del mosquito transmisor, “Aedes Aegypti”.

En este sentido dijo que como parte de las acciones integrales del Plan Intersectorial de Prevención y Control de Arbovirosis en Oaxaca, se han realizado acciones de rociado espacial en 47 mil 813 hectáreas, 10 mil 281 casas rociadas a casos probables y rociado intradomiciliario en 196 mil 434 viviendas, con una intervención de 13 municipios.

Así mismo reiteró el llamado a la población en su conjunto a participar activamente en la limpieza de sus patios y azoteas, así como en el deshierbe de sus jardines, además de cuidar que los depósitos de agua se encuentren tapados, ya que la salud es una responsabilidad compartida.

Insistió en que es importante prevenir la transmisión del virus del dengue, eliminando los posibles hábitats artificiales, utilizar medidas de protección personal en el hogar como mosquiteros en puertas y ventanas, usar ropa de manga larga, repelentes, y dormir con pabellones.

Finalmente, pidió a la población sumarse a estas actividades además de permitir el acceso a sus viviendas del personal de vectores, previamente identificados con su uniforme, y gafete con fotografía que acredite ser personal de la institución, ya que estas acciones permiten disminuir e intervenir en la proliferación de criaderos.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.