Patricia Briseño 

OAXACA, Oax. La Red Regional de Vecinos Afectados por los Sismos en la región del Istmo de Tehuantepec calificó como lenta la verificación de las viviendas dañadas por los temblores.

A dos años del terremoto del siete de septiembre de 2017, de magnitud de 8.2 y con epicentro en Chiapas, pero con repercusión en Oaxaca, con daños en unas 65 mil 44 viviendas parciales y totales, la organización civil zapoteca refirió que más de 40 mil afectados que no fueron censados, esperan se les incluya en un eventual nuevo censo.

Maricela Barriga Rodríguez, integrante de la Red comentó que como organización demandan prioridad a las familias más vulnerables que fueron afectados por el terremoto siete, y sus réplicas del 19 y 23 de septiembre.

Sin embargo, apuntó que la Comisión Nacional de la Vivienda (Conavi) avanza muy lento, debido a que no cuenta con suficiente personal técnico.

Por ejemplo, citó, que municipios como Chihuitán y San Carlos Yautepec, entre otros, no entraron en la declaratoria de desastre del gobierno federal, a pesar de contar con sus folios.

“Durante la anterior administración federal, la del presidente, Enrique Peña, fueron censados, pero no les brindaron atención”, expuso.

Según la activista, los registros de folios no aparecen en la base de datos de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu).

Los vecinos esperan a personal de la Conavi para la semana próxima, quienes retomarán la verificación de los damnificados, “dicen que habrán de levantarlo en dos semanas”.

La organización de damnificados espera que el programa de reconstrucción siga operando, aunque el presupuesto que se destinó este año, es limitado.

A nombre de la Red Regional de Vecinos Afectados por los Sismos en la región del Istmo de Tehuantepec, Maricela pidió que el gobierno federal incluya entre sus prioridades presupuestales el tema de reconstrucción, “con el objeto de que las familias que no fueron incluidas en el 2019, lo sean en el 2020”.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.