11 años de área protegida, la muralla mixteca tiene tres mil 912 hectáreas; en el lugar se resguardan especies como el puma, ocelote, halcón y guacamaya

Patricia Briseño

OAXACA, Oax,.  También conocida como la muralla mixteca, el Boquerón de Tonalá, es un cañón natural formado por una afluente del río Salado y este fin de semana cumple 11 años como área natural protegida por el gobierno federal.

El Boquerón  es una agradable sorpresa que la región mixteca; un sitio poco explorado por los propios oaxaqueños. Caminar en medio de este cañón es un agasajo para los sentidos y el espíritu, por la comunión con la naturaleza.

Pavel Palacios Chávez, director de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), Sierra Juárez-Mixteca refiere que el 22 de septiembre de 2008 se publicó en el Diario Oficial de la Federación el decreto en el que se establece como área protegida a la zona, localizada en el municipio de Santo Domingo Tonalá.

El área protegida comprende 3 mil 912 hectáreas y el objetivo principal es salvaguardar el hábitat de cuyo equilibrio y preservación depende la existencia, transformación y desarrollo de especies de flora y fauna.

El funcionario menciona que el nombramiento hizo posible  frenar la cacería furtiva que -en su momento– puso en peligro la supervivencia de especies nativas, como el venado cola blanca, el puma, el ocelote, el tigrillo, el gato montés, el águila real, el halcón peregrino, el escorpión, la iguana negra, la coralillo, la ranita verde, el perico mexicano y la guacamaya. 

«La flora de la región también es una prioridad para el Programa de Conservación y manejo, incluso se encontraron especies como la cícada pequeña, un tipo de orquídea terrestre y otras plantas que aún no tienen nombre», informa Palacios Chávez.

Precisa que el descubrimiento de cícadas en la zona representa una verdadera riqueza natural, pues son plantas leñosas muy primitivas y que merecen el calificativo de «fósiles vivientes», ya que este tipo de palmeras existió durante la época de los dinosaurios, en el periodo Mesozoico.

Las inmensas paredes del cañón, el río, en fin, todo el camino, ofrecen vistas muy interesantes y una lección de la historia geológica de la región. 

¿Cómo llegar al Boquerón?

De la ciudad de Oaxaca viajar a  Huajuapan, un tiempo estimado de dos horas y media a tres horas de camino. Después de la ciudad de Huajuapan de León, rumbo a  la salida de la pista del Sol, hacia Juxtlahuaca. 

Avanzarás unos 25 minutos y ya estarás viendo la presa de Yosocuta; una media hora más adelante verás un puente de hierro, es el puente Morelos.Ya llegaste al cañón de Tonalá.

Las condiciones son muy cambiantes de acuerdo a la temporada. En lluvias la creciente es mayor y la vegetación es verde. En temporada de sequía el paisaje es más opaco, pero no menos impresionante. La entrada es gratis.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.