Ilustración/Internet
Jaime Guerrero

OAXACA, Oax. Con presuntas pifias en técnica legislativa, la Comisión de Estudios Constitucionales de la 64 Legislatura aprobó un dictamen de reformas a la Constitución Local para abrir paso a la despenalización del aborto en Oaxaca.  El dictamen será presentado este miércoles ante el pleno, en primera lectura.

Actualmente el texto vigente del artículo 12 constitucional, establece que en Oaxaca se protege y garantiza el derecho a la vida.

“Todo ser humano desde el momento de la fecundación entra bajo la protección de la ley se le reputa como nacido para todos los efectos legales hasta su muerte natural. Los habitantes del Estado gozarán de todos los derechos y libertades consagradas en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en los tratados internacionales de los que el Estado Mexicano forma parte, esta Constitución y las leyes que de ella emanen, sin distinción alguna de su origen, raza, color, sexo o preferencia sexual, edad, idioma, religión, opinión política, condición o actividad social”.

Sin embargo, en el dictamen aprobado por tres de cinco diputados, entre ellos Delfina Guzmán Díaz, Elena Cuevas de Morena y Noé Doroteo Castillejos del PT, se cambia la palabra “fecundación” por “nacimiento”. El diputado del Partido Encuentro Social, Fabricio Díaz Alcázar va en contra del dictamen. Lo mismo, el diputado del PRI, Jorge Villacaña Jiménez.

En el dictamen de reforma al 12 constitucional se establece: “En el Estado de Oaxaca se protege y garantiza el derecho a la vida. Toda persona, desde el momento de su nacimiento, entra bajo la protección de la ley hasta su muerte natural (….)”.

La propuesta de reforma constitucional, fue a cargo de las diputadas de Morena, Hilda Graciela Pérez, Laura Estrada Mauro y Rocío Machuca Rojas.

En el dictamen elaborado por la Comisión de Estudios Constitucionales, se partió de la consideración toral de que el derecho a la vida es constitucionalmente protegido pero que no puede tener un carácter absoluto, ya que la primicia incondicional de la vida -cuando se incluye en gestación-  podría traducirse en la anulación de derechos fundamentales de las mujeres y en su caracterización como meros instrumentos reproductivos.

En el dictamen, se concede que el derecho vigente en el Estado de Oaxaca en materia de interrupción legal del embarazo requiere adecuaciones no sólo a las leyes secundarias como lo es en la mayoría de los casos sino que es necesario adecuar el texto constitucional en un primer momento para posteriormente regular el alcance y el contenido de ese derecho.

El dictamen agrega que en el párrafo octavo del artículo 12 constitucional existe una protección desde el momento de la fecundación, situación que imposibilita legislar el tipo penal de aborto, porque de hacerse así estarían frente a una contradicción entre el contenido del texto fundamental y la tutela de un derecho humano como la modificación de tipo penal.

El dictamen justifica que para promover el legítimo interés por la vida en gestación existen diversas medidas que un Estado puede adoptar sin vulnerar los derechos fundamentales de la mujer.

Para reforzar, la comisión de estudios constitucionales, añade que el artículo 4 de la Convención Americana sobre los Derechos Humanos establece: “Toda persona tiene derecho a que se respete su vida. Este derecho estará protegido por la ley y, en general, a partir del momento de la concepción”.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la Corte Interamericana de Derechos Humanos, los dos órganos jurisdiccionales que interpretan y monitorean el cumplimiento de las convenciones del Sistema Interamericano, han clarificado que esta protección no es absoluta.

Así, la Comisión Dictaminadora, tras el análisis de la jurisprudencia y el derecho comparado, concluyó que prácticamente todos los derechos constitucionales incluyendo el derecho a la vida, sólo surten efecto al nacer.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.