Ofrendas a Francisco Toledo frente al IAGO/Foto: JLP
Maira Ricárdez 

OAXACA, Oax. Guirnaldas, coronas, anécdotas, susurros, silencio, llanto, todo transcurre al interior del Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO), uno de los más importantes legados del maestro Francisco Toledo, que hoy como el resto del año, luce de puertas abiertas al pueblo, pero esta vez no es para consultas a su biblioteca, tampoco para conferencias, hoy es para despedir al grande, el honorable artista plástico, Francisco López Toledo. 

El director del IAGO, David Jara, indicó que desde que trascendió la muerte del maestro las personas comenzaron a llegar al IAGO, alrededor de las 11 de la noche las puertas se abrieron y comenzaron a ingresar.

Poesía, música, declamaciones y rezos coronaron esa inmediata honra fúnebre al calor de la noticia, el IAGO cerró sus puertas alrededor de las 3:30 de la mañana y las volvió a abrir a las 9, a esa hora se hacían presentan ya las muestras de cariño en torno a un cuadro al óleo, un retrato del maestro Toledo, las personas habían formado una fila con flores, veladoras y algunos mensajes alusivos al artista, incluso la propuesta de que el andador turístico o esa calle donde se ubica el IAGO lleve el nombre de Francisco Toledo.

David Jara informó que la familia se reunirá en el IAGO a las 5 de la tarde para dar un mensaje de agradecimiento por las muestras de solidaridad, mientras que los detalles del funeral al momento no se han dado a conocer. El IAGO seguirá abierto para recibir el cariño para el maestro que ha partido, las personas podrán llevar alguna flor blanca, pues por motivos de seguridad las veladoras se quedan fuera.

De esta forma, igual que anoche, a lo largo de la mañana y tarde siguen llegando al IAGO intelectuales, políticos, funcionarios, exfuncionarios y civiles, llegan aquellas y aquellos oaxaqueños conmovidos ante la inusitada partida del maestro Francisco Benjamín López Toledo, quien el pasado 17 de julio había cumplido 79 años de edad.

Cabe recordar que fue en enero 2015, cuando el Maestro Toledo legó los derechos del IAGO, su administración y preservación, al Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), tanto la sede central en el andador Macedonio Alcalá, como la subsede ubicada en Avenida Juárez, espacios con alrededor de 180 mil libros y objetos de cultura y arte.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.