Patricia Briseño

OAXACA, Oax,. Ante la eventual despenalización del aborto en la entidad, propuesta para votarse o desecharse la semana próxima en el Congreso del Estado, representantes de distintas religiones se pronunciaron en contra del aborto en “la marcha por la vida”, en la ciudad de Oaxaca.

Una marcha ecuménica de más tres mil personas, pocas veces vista en la capital del estado, que unificó a las confesiones religiosas católicas, evangélicas y mormones en torno a dos iniciativas legislativas. Manifestaciones similares se replicaron otras regiones del estado.

 ¡Si a la vida, no al aborto!, fue una de las consignas más recurrentes, entre los participantes, destacó la participación del arzobispo de Antequera-Oaxaca, Pedro Vásquez Villalobos.

 “Debe quedar claro que el aborto no es un problema religioso, ni teológico, es un problema ético y humano. O cuidamos la vida o promovemos la muerte”, asentó.

A lo largo de la semana, el pastor religioso motivó a los grupos apostólicos, movimientos, asociaciones,  agentes de pastoral a concentrarse hoy sábado a las 18:30 horas en la Fuente de las Ocho Regiones, en la zona norte, para dirigirse a la Defensoría de los Derechos Humanos de Pueblo de Oaxaca, en la calle del mismo nombre. 

Convocó a “la presencia multitudinaria de personas que aman la vida, para que a través de ella, lean los diputados que Oaxaca ama la vida y está en contra del aborto”. 

Al arribar a la sede del órgano defensor, los representantes  de las distintas religiones dieron lectura a sus posiciones, y llamaron al ombusman, Bernardo Rodríguez a ser imparcial en su postura esto porque en la víspera se pronunció por la despenalización del aborto como un derecho sexual y reproductivo de las mujeres.

Las iniciativas de reforma constitucional y del Código Penal, dictaminadas en comisiones para garantizar la interrupción legal del embarazo en Oaxaca, en las  12 primeras semanas de gestación, postergada desde hace diez años, ha polarizado las posturas en esa materia, reconoció la diputada Elisa Zepeda, presidenta de la Comisión Permanente  y de Administración de Justicia.

La propuestas impulsadas por tres diputadas del partido Morena en la 64 Legislatura buscan modificar los artículos dos y 12 de la Constitución  local, además de los artículos  312, 313, 315 y 316 del Código Penal de Oaxaca; estas modificaciones son con  las que se  despenalizaría la interrupción de un embarazo y se  impediría  que las mujeres sean castigadas penalmente.

Hay una deuda histórica, dicen feministas

Por otra parte, organizaciones no gubernamentales defensoras de los derechos humanos, feministas y colectivos se pronunciaron por la legalización del aborto, refieren que el Congreso del Estado tiene una deuda histórica con las mujeres oaxaqueñas, que  puede acortarse con la reforma constitucional y modificación al código penal en esta materia.

Informaron que en Oaxaca, se realizan más de nueve mil abortos al año según datos de los Servicios de Salud de Oaxaca. 

“Son las mujeres de más bajos recursos económicos quienes arriesgan sus vidas y padecen daños a sus estados de salud al ejercer el derecho a decidir sobre su cuerpo en condiciones insalubres y de ilegalidad”

 El INEGI señala que el 17% de estos abortos son mujeres menores de 20 años, siendo el aborto la tercera causa de mortalidad materna en Oaxaca. 

Cabe señalar también que  las mujeres que habitan en este estado enfrentan las acusaciones legales por haberse realizado un aborto en la  clandestinidad. Al momento se tienen registradas 49 carpetas abiertas de investigación por el delito de aborto.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.