Jaime Guerrero 

OAXACA, Oax. Sin mayores incidentes y como un ejemplo nacional, calificó la jornada electoral interna el secretario de Organización del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), César Aquino.

En tanto, el bloque del exdiputado local Jesús Romero López obtuvo cerca del 70 por ciento de los consejeros, el resto se pulverizó entre las tribus que conforman ese instituto político.

Sin embargo, entre balazos, grescas y hasta la expulsión de algunas personas se realizaron el pasado sábado las 10 asambleas distritales para la elección interna de los consejeros que participarán en la renovación de la dirigencia estatal y nacional de Morena.

Las asambleas tienen como objetivo la elección de 100 consejeros electorales, por lo que en cada una de las 10 asambleas distritales se definieron a cinco mujeres y cinco hombres para participar en el proceso interno lectivo de Morena.

En Santa Lucía del Camino, militantes denunciaron a través de redes sociales que un grupo de personas realizó disparos de arma de fuego en cercanías de avenida Ferrocarril, en donde se realizaba la asamblea, sin embargo, policías de ese municipio conurbado detuvieron al personaje, quien no estaba vinculado al partido Morena.

Además de los hechos, en Santa Lucía del Camino se reportaron altercados y confrontaciones en San Juan Bautista Tuxtepec y Teotitlán de Flores Magón, en donde impidieron el paso al diputado de Morena, Armando Contreras Castillo, quien con un grupo de personas intentó reventar la asamblea, sin embargo, todo se desarrolló de manera normal.

De su lado, el secretario de Organización del partido Morenal, César Aquino celebró que las asambleas se celebraran en respeto y civilidad, como un ejemplo a nivel nacional, y confirmó que ninguna de éstas fue suspendida.

Previo a las asambleas para elegir consejeros en Oaxaca, un grupo de militantes tomó las oficinas de su comité partidario, también se reportaron disturbios en dos de las 10 asambleas distritales. El reclamo era que existían inconsistencias en el padrón de militantes.

Pobladores recriminaban que se excluyó a los disidentes que pugnaban por un liderazgo no pactado.

Manuel Alvarado Morales, representante del colectivo Unidos por la Cuarta Transformación, dijo que más de 500 personas afiliadas al partido no aparecieron en el padrón, lo que les impidió participar en el proceso electivo.

Culpó a la dirigencia estatal de no actualizar el padrón y de complicar los mecanismos para la filiación.

El culpar al secretario general, Sesul Bolaños López, afirmó que la militancia que fueron excluidos forman parte de Morena desde 2015.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.