Ilustración/Internet

Notimex

WASHINGTON. La industria de los combustibles fósiles, en la que destaca la mayor petrolera Exxon, ha usado por décadas “tácticas de negación” para desinformar a la población en Estados Unidos sobre el cambio climático, reveló un estudio.

Titulado America Misled (Estados Unidos engañó), el estudio señala a Exxon y a otras empresas de negar el derecho a la sociedad a ser informada con precisión sobre el cambio climático.

“En las últimas décadas, la industria de los combustibles fósiles ha sometido al público estadunidense a una campaña de desinformación bien financiada y bien orquestada sobre la realidad y la gravedad del cambio climático causado por el hombre”, señaló el estudio titulado.

Elaborado de manera conjunta por científicos de las Universidad George Mason, la Universidad de Harvard y la Universidad de Bristol (Reino Unido), el informe aseguró que la red de negación fue para confundir al público y a quienes toman decisiones, a fin de retrasar la acción climática y proteger sus intereses comerciales.

“Si bien las compañías de combustibles fósiles atacaron la ciencia y pidieron a los políticos que ‘restablezcan la alarma’, los daños causados por el clima empeoraron, incluido el aumento de intensidad de las tormentas, las sequías, los incendios forestales, todo con una pérdida sustancial de vidas y costos para el pueblo estadunidense”, añadie el estudio.

Las tácticas de negación usadas fueron sacadas directamente del manual de estrategia de las tabacaleras, entre las que destacan el uso de falsos expertos o teorías conspirativas, denunció el reporte.

En Estados Unidos “tuvo mucho éxito, con políticas para mitigar el cambio climático bloqueadas o retrasadas durante décadas”, explicó Stephan Lewandowsky, director de Psicología Cognitiva en la Facultad de Ciencias Psicológicas y el Instituto Cabot para el Medio Ambiente de la Universidad de Bristol.

Exxon Mobil figura entre las principales compañías señaladas, incluso enfrenta esta semana en Nueva York un juicio por fraude, tras la acusación de la Fiscalía por engañar a sus accionistas sobre el impacto que supondrían las regulaciones para combatir el cambio climático en su contabilidad.

El reporte cita incluso documentos de Exxon que con fecha entre 1977 y 1998 señalan que “eran explícitamente conscientes” de los riesgos de sus productos y de los potenciales efectos calentadores de las emisiones de CO2 desde 1950.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.