En la mayoría de casos los victimarios son perdonados a cambio de dinero

Maira Ricárdez

OAXACA, Oax. Tres meses de edad, tiene el canino macho, que era abusado sexualmente por un hombre joven en situación de calle, cuando la autoridad se presentó a la zona del Puente Guadalupe Victoria el pasado lunes para aprehender al victimario, el delito cometido se denomina zoofilia y en Oaxaca es castigado de acuerdo al artículo 421 del Código Penal del estado con una penalidad que puede ir de los tres meses a un año de prisión, dependiendo de las gravantes, confirmó el vicefiscal de Valles Centrales, Alejandro Ramírez.  

En este contexto informó que la autoridad tiene la disposición para actuar, sin embargo es determinante la formal denuncia, las redes sociales ayudan dijo, pero necesitamos fortalecer la confianza ciudadana; también reconoció que una parte importante de este tipo de delitos se persiguen de oficio, es decir no es necesaria la denuncia ante un Ministerio Público como fue el caso, la autoridad está obligada a actuar con la difusión del hecho, mientras que los de querella son los que inicia el propietario de un animalito con la exigencia de justicia ante un mal causado por un tercero.     

Es importante señalar que en los Valles Centrales del estado, la cultura de la protección animal va en aumento; en el 2017, la Fiscalía General del estado recibió solamente 8 formales denuncias por maltrato animal, en el 2018 fueron 30 y en el 2019 hasta el 26 de noviembre suman 35 carpetas iniciadas por maltrato animal.

De estas cifras, calculó que más del 80 por ciento se han resuelto a través de acuerdos reparatorios, esto es, cuando el dueño de la mascota acepta alguna retribución económica por el daño causado, en ningún caso clarificó, desde que la reforma  a la ley entró en vigor en Oaxaca, ha llegado a sentencia o penalidad de prisión.  

En este tenor destacan casos que trascendieron debido a su amplia difusión en redes, fue el caso de “Luna”, la perrita arrastrada por un taxista de San Dionisio Ocotepec, Tlacolula, que fue rescatada por una familia que obligó al victimario a detener la marcha; el abusador fue finalmente vinculado a proceso es decir el Juez los dictaminó responsable, pero al ofrecer este reparación económica del daño a la propietaria, esta otorgó el perdón.

Lo mismo en el caso de la perrita asesinada el mes pasado en el mercado de Etla Oaxaca, cuando un carnicero la acuchillo por robarse un trozo de carne, la dueña finalmente lo eximió de culpa tras un pago monetario; son decisiones particulares pero la ley contra el maltrato animal está vigente en todo el estado y la autoridad está cumpliendo, afirmó.  

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.