Foto: Archivo

MVS Noticias

CIUDAD DE MÉXICO. Ante el señalamiento del presidente a los gobernadores emanados del PAN de “intolerantes” por no reconocer a Rosario Piedra como titular de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, el líder de Acción Nacional, Marko Cortés, reviró al mandatario federal que el problema no es la activista “sino el fraude que Morena en el Senado realizó para imponerla”.

A través de su cuenta de Twitter, el panista explicó que Rosario Piedra mintió al Senado al ocultar que era consejera nacional de Morena desde 2015, y con ello “la Comisión perdió autonomía y legitimidad”.

Rosario Piedra Ibarra fue electa en octubre de 2015 como consejera estatal de Morena en Nuevo León y un mes después como Consejera Nacional, por lo que su militancia estuvo activa en un órgano de dirección nacional.

La fracción cuarta del artículo nueve de la Ley de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, establece que quien sea presidente “no tiene que desempeñar, ni haber desempeñado cargo de dirección nacional o estatal, en algún partido político en el año anterior a su designación”, a pesar de ello Rosario Piedra fue electa como ombudsman nacional.

Por ello, la Asociación de Gobernadores del PAN aseveró que la elección de Rosario Ibarra “fue una clara violación a la Constitución y a los Tratados Internacionales sobre Derechos Humanos”, por lo que “no la reconocen como autoridad”.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.