Rocío Flores 

OAXACA, Oax., México es también la historia de todos sus insectos. A partir de ellos podemos mirar (nos) a través del tiempo. Observar su influencia quizá nos permita, al menos, elogiar sus senderos.

Desde la historia de Mesoamérica, pasando por la Colonia, la Revolución y hasta la época contemporánea, los insectos han estado presentes y han sido parte en la vida económica y cultural de nuestro país. Pero ante la crisis, por temas de tierra, agua y de medioambiente en general, diversas especies de insectos parecen estar extinguiéndose.

Por eso, es importante volver a mirar las cosas que conforman la naturaleza, sugiere la editorial Zopilote Rey, con su propuesta Oriente de los insectos mexicanos, un libro de Pablo Soler Frost (Ciudad de México, 1965).

Este volumen, ilustrado con grabados de Frida Castañeda, aunque es un ensayo breve, está escrito con una amplia visión cultural que muestra la trascendencia de los insectos en la en las antiguas culturas de nuestro país.

Soler hace recuento por distintos periodos y nos permite reflexionar sobre la importancia que los insectos han tenido en las tradiciones, la economía, la religión, el arte, la salud y hasta en algunos momentos políticos. Y abre también una posibilidad de volver nuestra mirada hacia la vida de las abejas, hormigas, chapulines, escarabajos y muchos otros insectos que conforman la naturaleza一cada vez más en riesgo en nuestros territorios一 y todo lo que nos ha dado como civilización.

Recuerda como aparecían los insectos en códices como en el Popol Vuh, la influencia de la grana cochinilla en la economía del estado de Oaxaca, y entre muchos otros apuntes culturales y referencias políticas, cuenta como el expresidente de México Antonio López de Santa Ana hacía la distinción entre sus adversarios y aliados, llamándoles a unos hormigas y a otros escarabajos.

De este texto nos contó Karina Sosa y Guillermo Santos, editores de Zopilote Rey.

一En este libro, podemos observar cómo ha cambiado el mundo desde que se realizó la primera edición. Esta es la tercera y se publica casi 20 años después de la primera versión editada por la UNAM. En esta ocasión el autor hizo un epílogo bastante peculiar. Pablo dice que es una elegía, un canto triste o un poema de lamentación por la desaparición de muchos insectos一 comenta Karina Sosa.

Pero también 一indican一 es una oportunidad para replantear nuestra relación con la naturaleza, no solo con los insectos, también con otros animales y las plantas.

El libro, abundan los editores, se convierte en un comentario puntual y necesario para repensar nuestro tiempo ante la devastación ecológica.

一Quizá porque en la primera edición de 1996 y en la segunda del 2001 no había conciencia de la desaparición de los insectos. Antes uno notaba que había periodos de lluvia e inmediatamente venían los insectos, salían los escarabajos o veíamos mariposas en nuestras casas o en las carreteras, hasta se pegaban al auto, ahora poco a poco han dejado de estar, lo puedes notar al viajar, tal vez es el efecto de todos los pesticidas一 comenta Guillermo Santos.

México es también la historia de todos sus insectos y este es un buen momento para leer este ya clásico libro de Soler Frost, reiteran los editores.

Oriente de los insectos mexicanos es el segundo volumen de la colección Micra, de la editorial oaxaqueña Zopilote Rey, una colección de libros dedicada a temas minúsculos pero significativos y fue presentado este fin de semana en el Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.