Nunca está demás seguir abriendo espacios a favor de la comunidad Muxe, aunque ya nos conozcan: activista Muxe de Juchitán

Patricia Briseño

OAXACA, Oax.,  La revista Vogue México  adelantó parte de su contenido de diciembre 2019 donde llevará en la portada la fotografía de Estrella Vásquez, muxe originaria de Juchitán de Zaragoza, Oaxaca, captada por la lente del fotógrafo británico Tim Walker. 

Extendiendo su edición por el 20 aniversario, la publicación dio a conocer –por sus redes sociales– que mostrará la dualidad de la cultura nacional, a través del talento y los colores que distinguen a los muxes (homosexuales) zapotecas de la región del Istmo. 

Felina Santiago Valdivieso, muxe y activista destacó que la invitación de la publicación internacional es resultado de años de trabajo por visibilizar a la comunidad muxe en distintos foros dentro y fuera del país.

“Fuimos 13 compañeras muxes invitadas a participar en la sesión de fotografías en la Ciudad de México. Llegaron  Binizá Carrillo, Kika Godínez, Angélica Jiménez , Cony Canseco, Almendra Valdivieso, Gema López, Yovana Sody y Estrella Vásquez, entre otras”.

La también  presidenta de la sociedad de la Vela de las Auténticas Intrépidas Buscadoras del Peligro consideró que nunca está demás seguir abriendo  espacios a favor de la diversidad sexual, portando el traje de gala regional, collares de los que cuelgan centenarios y monedas de oro; con garbo y delicadeza. 

No está de más continuar difundiendo en que en el Istmo de Tehuantepec, en el estado de Oaxaca, en el sur de México, hay tres géneros: hombres, mujeres y muxes. Aquí están reconocidos desde la época prehispánica, y es difícil imaginar la vida sin muxes.

«Hay hombres y mujeres y hay algo en medio. Y eso es lo que soy».

Por otro lado, la defensora de los derechos y promotora de la salud entre la comunidad muxes comentó que la Vela de las Auténticas Intrépidas Buscadoras del Peligro, cumplió 44 años de celebrarse durante el mes de noviembre, excepto en  2017, cuando la comunidad se volcó a atender la emergencia por los terremotos ocurridos en septiembre de ese año. 

El pasado 16 de noviembre, el festejo incluyó la misa en el templo provisional de San Vicente Ferrer  “en honor a nuestro amigo y compañero Óscar Cazorla López, asesinado en febrero de este año y cuyo expediente continúa abierto hasta al día de hoy, sin duda, un crimen de odio», terminó. 

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.