Foto: Telediario

Notimex

CIUDAD DE MÉXICO. El Ministerio de Salud de la República Democrática del Congo (RDC) comenzó hoy la aplicación de una segunda vacuna experimental contra el virus del ébola a 50 mil residentes de la ciudad de Goma, en un intento de combatir el brote actual, informó Médicos Sin Fronteras (MSF).

En un comunicado, la organización no gubernamental (ONG) destacó que la nueva vacuna, desarrollada por la compañía estadunidense Johnson & Johnson (J&J), comenzó a ser aplicada a partir de este jueves por personal de salud congoleña y de MSF en dos distritos de Goma, la capital de la provincia de Kivu Norte, fronteriza a Ruanda.

“Los equipos de inmunización capacitados administrarán inicialmente la vacuna en dos sitios, y se establecerán cuatro más en las próximas semanas. Se ofrecerá a adultos y a niños de uno o más años de acuerdo con el protocolo, y se dirigirá inicialmente a 50 mil personas durante un período de cuatro meses”, destacó.

MSF, con sede en la ciudad de Ginebra, destacó que sus equipos se han reunido con habitantes de los distritos de Majengo y Kahembe, en Goma, los primeros en los que comenzará la inmunización, para compartir información sobre la nueva vacuna y responder sus preguntas y dudas.

Pese a que las infecciones han disminuido de manera significativa desde junio pasado en la RDC (antes Zaire), el actual brote ha infectado a más de tres mil personas y ha cobrado la vida de casi dos mil 200 personas, desde agosto de 2018, cuando fue confirmado el primer caso.

La nueva vacuna, que ha pasado ya por varios ensayos clínicos, pero nunca se ha probado en un entorno real, requiere la aplicación de dos dosis con ocho semanas de diferencia, contrario a la primera, fabricada por la farmacéutica Merck, de una sola y ha sido aplicada ya a 250 mil personas en el país africano.

«La introducción de una segunda vacuna no pretende reemplazar la (primera) vacuna, sino complementarla y, con suerte, proporcionarnos una herramienta adicional en la lucha contra futuros brotes de ébola», destacó John Johnson, quien lidera el proyecto de inmunización de MSF en Goma.

La vacunación es una de las herramientas clave para proteger a las personas del virus del Ébola, como lo ha demostrado la rVSV-ZEBOV de Merck, que ha sido efectiva y se ha convertido en un recurso valioso en la lucha contra la epidemia.

“El objetivo principal del estudio es obtener datos sobre la efectividad de la vacuna en un entorno real. Los estudios de laboratorio muestran que esta vacuna genera una mayor respuesta inmune contra el ébola, pero la única forma de confirmar su efectividad fuera del laboratorio es introducir la vacuna durante una epidemia”, destacó el comunicado de MSF.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.