Foto: Cortesía
Patricia Briseño

OAXACA, Oax., Aída Hernández Moreno, presidenta municipal electa de Santiago Xanica, demandó al gobierno del estado, así como a la Fiscalía General del Estado (FGE) y organismos defensores  de derechos humanos, custodia personal para desempeñar el cargo por el sistema normativo indígena del periodo 2020 al 2022. 

A través de una carta pública, la alcaldesa electa expuso que teme por su integridad física, y garantías para desempeñar  el cargo que su pueblo le confirió el mes de octubre pasado, y que en esta semana valió el Consejo General del Instituto Estatal Electoral y de Participación de Oaxaca (IEEPCO).

Recordó que 14 días antes de la elección, cuando realizaba un recorrido por el municipalidad, ubicada en la región de la Sierra Sur, presuntos militantes de la organización Comité para la Defensa de los Derechos Indígenas (Codedi) atentaron en su contra  y asesinaron a su esposo Wilbert M., frente a un grupo de personas. 

 “Pero al fin pudo más la valentía de los habitantes de cuatro comunidades de Xanica, que aun amenazados de muerte, muchos salimos a votar el domingo 20 de octubre, y de manera contundente elegimos ayuntamiento y presidenta municipal”, expuso Hernández Moreno, en su primer comunicado.

 “Nuestro voto fue a favor de la democracia, de las libertades, de los derechos humanos, y en contra de la violencia”, subrayó.

Mencionó que el día de la asamblea por usos y costumbres no hubo presencia de seguridad pública, a pesar de la solicitud de vigilancia policiaca tras el atentado que sufrió y el crimen de su esposo,quien se desempeñaba como agente estatal de investigaciones

 A unas semana de rendir protesta en el cargo consideró que  las grandes deudas del gobierno de Oaxaca para el pueblo de Xanica son la seguridad y la obra pública social, además que a las comunidades de San Felipe Lachilló, Santa María Coixtepec y San Antonio Ozolotepec (ubicadas en esta jurisdicción) se les trata como si no existieran, un territorio aparte, fuera del entidad” . 

Hernández Moreno aseguró ya presentó las denuncias respectivas ante la Fiscalía  y los organismos defensores de derechos humanos, en donde ha identificado y nombrado plenamente a sus agresores, así como a los presuntos responsables del homicidio de su cónyuge .

Apuntó que construir el proceso democrático y realizar la elección fue sumamente complicado debido a que hay intereses ilegales e ilegítimos que han causado violencia extrema y crímenes en el municipio de Xanica.

Este año, la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca  inició 81 expedientes sobre casos de violencia de género en el ámbito político, de los cuales 65 son quejas y 16 cuadernos de antecedentes.

En 2018, el organismo autónomo abrió 30 expedientes, de estos 24 fueron quejas presentadas por la agraviada  y seis cuadernos antecedentes, por presuntos actos violatorios de derechos humanos.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.