En navidad y año nuevo se debe evitar atracones de azucares y grasas para evitar ingresos hospitalarios: especialista

Maira Ricádez

OAXACA, Oax. La invitación a evitar excesos alimenticios, se hace manifiesta principalmente en épocas como estas de navidad y año nuevo, pues los festejos son prácticamente a lo largo de todo el mes y la principal oferta es de alimentos, particularmente aquellos altos en azucares y grasas.

La responsable del componente de Nutrición del Programa de Salud de la Infancia y Adolescencia de la Secretaría de Salud, Dolores de Asís Mata Robles, recomendó a los jefes de familia, cuidar con esmero los alimentos que el total de la familia consumirá.

Todo inicia con las posadas y convivios y de ahí la celebración en pleno del 24 y luego la del 31 de diciembre. De ahí continúa el festejo de reyes y el Día de la Candelaria, por consumo de harinas y azúcar no paramos; por ello es muy importante respetar los tiempos de comida, no saltarse ninguno e incluso procurar colaciones.

Priorizar alimentos asados y al vapor es un tip muy positivo en este periodo. Para los pequeños de casa hay que procurar las frutas de la temporada, así como productos derivados del amaranto, granos o cereales, en lugar de dulces como tales, pues la alta ingesta de caramelos, postres y refrescos, duplica la cantidad requerida de azúcares para el organismo, lo que favorece el sobrepeso y obesidad, además de disturbios estomacales.

Cabe recordar en este contexto que el 50 por ciento de las niñas y los niños con aumento de peso en edad escolar, tienden padecer más jóvenes enfermedades como diabetes, hipertensión y enfermedades cardiovasculares, los males más frecuentes de este siglo. 

Una recomendación simple pero muy importante es preparar el ponche con frutas maduras para no poner endulzante extra, y en el caso de atole o café utilizar la menor cantidad, ya que siempre se acompañan con otros alimentos que tienden a ser dulces.  

Finalizó al señalar que es muy importante también no descuidar a los niños  para prevenir accidentes: golpes, ahogamientos, intoxicación alimentaria, enfermedades respiratorias  quemaduras, etc.

Respecto a la población en general dijo, es hacía enero cuando comienzan a crecer las estadísticas de ingresos hospitalarios, pues es cuando empiezan a manifestarse los excesos en que incurrimos y que nuestro organismo está resintiendo, muchas veces en enfermedades sin retroceso.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.