Notimex

CIUDAD DE MÉXICO. La exseleccionada nacional de taekwondo Itzel Manjarrez, quien se retiró del deporte luego de una serie de lesiones en el tendón de Aquiles, pidió que los atletas de alto rendimiento gocen de un seguro para evitar problemas de salud.

Manjarrez Bastidas, cuarto sitio en los Juegos Olímpicos Río 2016, decidió abandonar el taekwondo el año pasado debido a las dolencias en el talón de Aquiles, del cual fue operada y que con el paso del tiempo requirió de más intervenciones.

“Pienso que un deportista olímpico merece un seguro médico de por vida otorgado por el país o el estado. Nosotros desgastamos nuestro cuerpo entrenando tres veces al día (en mi deporte así es), nos sometemos a cargas sobrenaturales para lograr medallas y resultados”, dijo a través de su red social.

Luego de solicitar ayuda para someterse a otra intervención quirúrgica, apenas este martes fue sometida al tratamiento con células madre que le ayudará a recuperar su actividad y no volver a sentir dolor.

Pero este procedimiento tuvo un alto costo, el cual no podía sufragar y solicitó apoyo, el cual llegó y por eso pudo ser intervenida.

“Nuestro cuerpo por automático se desgasta teniendo secuelas a corto o largo plazo. Todo eso por darle satisfacciones al país y sobre todo cumplir nuestros sueños. Nosotros nos dedicamos a hacer historia en el deporte Mexicano. El seguro médico nos lo quitan por automático cuando dejamos el alto rendimiento”, añadió.

De la misma manera, compartió que sentía preocupación porque por un momento pensó que no tenía apoyo, algo diferente cuando regresaba con medallas de las contiendas internacionales.

“Pero al paso de los días mi corazón se fue alimentando de muchas personas que me apoyaron de Sinaloa, como de muchas partes de México. Lo que más deseo en mi vida es que no me duelan mis pies, caminar sin dolor”.

Y agregó que “en ocasiones no me doy cuenta de la dimensión de lo que es ser una olímpica, y les agradezco que valoren todo el esfuerzo y la entrega que le di a México y a Sinaloa con mi deporte, di todo mi corazón, mi mente y mi físico en cada día de entrenamiento, eso se los juro”.

La exatleta, quien está en reposo, se encuentra con mente positiva de que este tratamiento la ayudará a no volver a tener dolor en sus pies y “evitar otra cirugía. Fue mucho dolor de por medio la intervención, así como las otras cirugías, pero después de todo llega la calma, a veces me sorprendo de lo que aguanto el dolor”.

Manjarrez Bastidas agradeció a sus amigos, a la Universidad Autónoma de Sinaloa y al Instituto Sinaloense de Cultura Física y el Deporte por sus aportaciones.


No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.