Patricia Briseño

OAXACA, Oax., “Me voy a comprar unas zapatillas para poder bailar, durante la Navidad, y también en la fiesta del Año Nuevo”, dijo Bertha llena de entusiasmo. Para ella terminaron varios meses de aislamiento y de cuidados extremos en casa; las heridas en su pie diabético cerraron favorablemente.

Vivía rodeada de medicamentos y ungüentos, sin embargo, no encontraba remedio para las úlceras que invadieron su pie, por lo que era forzosa la amputación de la pierna.

“Pero, en mayo pasado, todo cambió, porque apliqué para recibir la crema para cicatrizar heridas en diabéticos que hizo posible la mejora de las lesiones profundas en un periodo de cuatro meses”, comentó.

Bertha, de 60 años, originaria de Santo Domingo Tehuantepec, al igual que otros 29 pacientes con diabetes, recibió el tratamiento innovador creado por dos investigadores del Centro de Biotecnología de la Fundación Fomento Económico Mexicano (Femsa) y el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), encabezados por su director, el científico oaxaqueño Héctor Cabrera Fuentes.

Foto: Cortesía

En entrevista, Cabrera Fuentes precisó que, tras dos años de trabajo para poder crear este tratamiento, fue posible llevar a cabo, un estudio piloto con pacientes en una clínica de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), ubicada en municipio de El Espinal, en la región de Istmo.

El también director del Centro de Biotecnología FEMSA expuso que el tratamiento promueve la regeneración celular; las heridas cierran en unas nueve semanas y por el contenido de un agente bacterioestático, impide que se acerquen nuevas bacterias a la herida.

“Permite una cicatrización más rápida de este tipo de heridas y así mejorar la calidad o incluso salvar las vidas de estos pacientes, asimismo, ayuda a prevenir la amputación de piernas de personas con diabetes”.

Subrayó que este producto médico tópico permite a Oaxaca ser el primer estado del país en el que se pone a disposición esta innovación tecnológica la cual consigue elevar la calidad de vida de pacientes diabéticos en la entidad.

Para el equipo de investigadores creadores de la crema, Cuauhtémoc Licona y José Manuel Aguilar, de biotecnología Femsa,  y Jorge Carrasco, ex alumno del Tecnológico de Monterrey, este logro demuestra un impacto favorable a la sociedad a través de la generación de conocimiento.

Los avances obtenidos en cada paciente dan constancia de que la tecnología creada por mexicanos rinde frutos, como ocurre con Carlos Ruiz Salinas, de 55 años de edad, quien después de 13 meses de estar postrado en una cama, debido a la infección por las heridas en uno de sus pies; una vez que lo dieron de alta, regresó a las calles a participar en los festejos del barrio, en Juchitán de Zaragoza.

¡Vuelvo a estar de pie! Caminando en calles. Estoy feliz, ahora tengo la oportunidad de reinventarme. Después de 13 meses de cuidados extremos, tristeza y privarme de la convivencia familiar, este año nuevo cambia mi vida”, expresó Carlos.

Agradeció el esfuerzo de los científicos, quienes consideraron en su proyecto inicial al Istmo de Tehuantepec, para salvar las extremidades y la regresar la sonrisa a los pacientes diabéticos.

En su oportunidad el secretario de Salud en Oaxaca, Donato Casas Escamilla expuso que más de cinco millones de personas mueren anualmente en el mundo a consecuencia de heridas externas y sus complicaciones, así como provocar la amputación y pérdida de extremidades o miembros dependiendo la severidad del padecimiento.

En México, la incidencia de infecciones por heridas quirúrgicas es entre el 9 y 45%, siendo estas las complicaciones más comunes después de una cirugía, por lo que celebró el lanzamiento de estos tratamientos.

Con la donación de 300 tratamientos de este nuevo producto, impulsado por la Fundación Femsa y el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) a los Servicios de Salud de Oaxaca se estrechan los lazos de cooperación con instituciones de investigación, académicas y del sector privado a favor de la salud de la población.

Como parte de estas acciones, 40 médicos y personal de enfermería de Oaxaca serán beneficiados con un esquema de capacitación para la aplicación de este tratamiento en pacientes del estado.


No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.